Detenidos tres hombres acusados de organizar peleas de gallos en Burjassot

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Burjassot (Valencia) a tres jóvenes de entre 22 y 25 años, de nacionalidad española, acusados de organizar al menos cuatro peleas de gallos en el municipio.
Gallos de pelea recuperados por la Policía
Gallos de pelea recuperados por la Policía
CNP

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Burjassot (Valencia) a tres jóvenes de entre 22 y 25 años, de nacionalidad española, acusados de organizar al menos cuatro peleas de gallos en el municipio.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, los policías descubrieron una casa de campo a la que el pasado mes de febrero unos individuos habían llevado una docena de gallos de pelea, jaulas, diversos utensilios y medicación. Los hombres acudían asiduamente a dar de comer a los animales y a suministrarles medicamentos.

Durante las investigaciones, averiguaron que estas personas habrían organizado al menos cuatro peleas de gallos después de medicarlos y colocarles un antifaz en los ojos. En la casa donde tenían los animales habían fabricado tentadero para las peleas, que por lo general concluían con lesiones importantes o la muerte de los animales, que eran arrojados a contenedores.

Además en el entrenamiento previo a las peleas les amputaban las crestas y les suministraban diversa medicación y suplementos multivitamínicos para darles energía así como inyectables para reforzar la recuperación en caso de duelo, como la penicilina, retardantes de la fatiga y vigorizantes utilizados habitualmente en caballos.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad de los presuntos autores y tres jóvenes fueron detenidos por un presunto delito relativo a la fauna y flora y animales domésticos. Los agentes localizaron doce gallos de pelea que presentaban visualmente graves lesiones.

Asimismo, trasladaron los animales a una clínica veterinaria en la que fueron asistidos de las lesiones que presentaban. Tres de ellos quedaron ingresados y el resto fueron llevados a una casa de acogida de animales de Vilamarxant.

Los veterinarios que atendieron a los animales observaron "numerosas heridas de picotazo o arañazo, de fracturas recientes, con sangre fresca todavía, afectando especialmente a la cabeza".

Los detenidos, con antecedentes policiales, fueron puestos en libertad tras prestar declaración con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sean requeridos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento