El burka en España
Unas mujeres portando el burka. (EFE/Syed Jan Sabawoon) Syed Jan Sabawoon / EFE

El Gobierno tiene previsto promover un debate con colectivos de inmigrantes sobre el uso de símbolos religiosos, como el velo, en los espacios públicos, según la secretaria general de Igualdad del Ministerio de Trabajo, Soledad Murillo.

También prevé que la futura Ley de Igualdad, que comenzará esta semana su trámite de ponencia en el Congreso de los Diputados, incluirá un artículo específico para la situaciones de mayor discriminación de las mujeres, entre ellas las inmigrantes.

Este artículo se introducirá, previsiblemente, a través de una enmienda pactada entre el PSOE y los grupos de IU-ICV y ERC.

El velo islámico, a debate

En lo que se refiere a la cuestión del velo, Murillo cree que el Gobierno tendrá que abordar una reflexión con mujeres musulmanas sobre la laicidad, "entendida como que en el espacio público no se ostenten signos ni símbolos que representen posiciones y creencias".

Si cargan con la identidad del grupo cómo es posible que no negocien y no puedan tener una legitimidad dentro de su propio grupo

La responsable de Igualdad considera que si las mujeres musulmanas "llevan todos los símbolos" religiosos de su grupo social, deben de estar legitimadas para abordar este debate y plantear su opinión sobre la conveniencia de usar o no el velo en determinados ámbitos.

"Si cargan con la identidad del grupo cómo es posible que no negocien y no tengan la posibilidad de ascender o tener una legitimidad dentro de su propio grupo", destacó Murillo.

No obstante, el Gobierno también es consciente de que hay mujeres musulmanas, críticas con su propia religión, con un nivel de estudios alto que desean llevar el velo como un signo de identidad.

Por ello es partidario de tratar ese asunto desde el debate y en clave de los aspectos que tienen en común las sociedades occidentales y de origen musulmán.

En este sentido, cree que la propuesta de Alianza de Civilizaciones realizada por el presidente del Gobierno "es un excelente marco para poder trabajar desde este punto de encuentro".

"Hay que escuchar los matices, no solo las mujeres que vemos cargando los símbolos, sino aquellas que son críticas con la lectura del corán y que quieren llevar velo", insistió.

En Holanda se plantean prohibirlo

El gobierno holandés respaldó hace dos semanas la propuesta de la ministra holandesa de Integración, Rita Verdonk, de prohibir el uso del burka en lugares públicos , porque, según ella, puede constituir un peligro para el orden común, los ciudadanos y la seguridad nacional.

El uso del burka, vestimenta tradicional de la mujer musulmana que consiste en un velo tupido que cubre todo el cuerpo y la cara, a excepción de los ojos, podría ser prohibido por ley en Holanda en la calle, las escuelas, los autobuses y trenes así como en los tribunales y edificios públicos.