Dos soldados de la OTAN y un civil afgano murieron el lunes en un ataque suicida contra un convoy de las fuerzas internacionales ocurrido en la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán, informó un portavoz militar.

El portavoz de la Fuerza de Asistencia para la Seguridad (ISAF) en Kabul, el mayor Luke Knitting, explicó que un insurgente lanzó su vehículo cargado de explosivos contra el convoy cuando pasaba por la autovía de Spin Boldak.

Además de los dos soldados de la OTAN, de cuya muerte informó el mayor de la ISAF, falleció un civil perteneciente a un grupo de nómadas que pasaba por la zona con una manada de camellos, dijo el jefe provincial de Policía, Ismatullah Alizai.

No se sabe la nacionalidad

El portavoz de la ISAF declinó informar de la nacionalidad de los soldados muertos. En la provincia de Kandahar están destacadas tropas canadienses.

Este año ha sido el más violento en Afganistán desde la invasión de las fuerzas internacionales encabezadas por EEUU en 2001, con más de 3.700 muertos desde enero, cerca de un millar de ellos civiles, según cifras oficiales.