Los minipisos resultan ya un caro objeto de deseo
Este bloque de Valdefierro, en la calle Arias, es una de las pocas promociones recientes con minipisos.(f. S.)
Los zaragozanos cada vez demandan más los minipisos de 40m2 o menos, pero los promotores apenas construyen viviendas de este tamaño. Es casi imposible encontrar una de obra nueva y las que salen al mercado lo hacen con precios que están por las nubes.

Una búsqueda exhaustiva por portales inmobiliarios y revistas especializadas no permite encontrar más que cuatro pisos de entre 38 y 39 m2 (más trastero) en la zona de Valdefierro, que cuestan entre 143.550 euros y 168.714 euros. Además, una inmobiliaria ofrece un estudio de 30 metros en San José por 70.000 euros; una ganga, tal y como está el mercado. A partir de ahí, todo segunda mano.

De estas últimas hay más variedad, con ofertas desde 102.172 euros por un piso de 40 m2 sin reformar en Conde Aranda, hasta  238.259 euros por un estudio rehabilitado de 39 m2 en San José.

Aunque por lógica pudiera parecer lo contrario, el coste se dispara proporcionalmente a medida que baja la superficie.

En el Casco Histórico, para obtener un auténtico ‘micropiso’ de 25 m2 se solicita un desembolso de nada menos que 130.202 euros, según reza un anuncio de venta colgado en un portal de Internet.

Bloques enteros de alquiler

A pesar del aumento de los hogares unifamiliares, los constructores son reacios a dedicar un solar entero a este tipo de viviendas. «La alternativa más clara son los bloques de estudios para alquilar, que en otros lugares se están equipando con todo tipo de servicios, como lavandería industrial y limpieza en los bajos», comenta el agente de la propiedad inmobiliaria José Manuel Vallés. De momento, estudiantes y parejas que no pueden acceder a comprar pagan entre 500 y 600 euros por vivir en menos de 40 metros cuadrados. Eso sí, la mayoría disfruta de la comodidad de vivir en el centro.