El Centro de Emergencias 112 (SOS Aragón) ha estrenado un nuevo dispositivo que localiza las llamadas entrantes, como uno de los avances principales de sus nuevas instalaciones.

Esta aplicación permitirá a las operadoras visualizar en pantalla el lugar desde el que se comunica la emergencia, algo muy útil, ya que muchas personas llaman en estado de shock, según relató una operadora.

Las nuevas dependencias han costado 4.220.000 euros e incluyen 17 puestos informáticos a disposición de sus 27 trabajadoras. En un futuro se espera añadir un localizador de dispositivos de mujeres maltratadas y otro de vehículos de emergencia.