La Guardia Civil detuvo ayer a Damián M. H., de 40 años, acusado de matar el sábado por la noche (Día Internacional contra la Violencia de Género) a su ex esposa, Concepción P. P., de 43 años, a la que supuestamente asestó varias puñaladas en su domicilio de la localidad sevillana de Almensilla.

La víctima había puesto varias denuncias por malos tratos contra su ex pareja, por las que había obtenido una orden de protección que actualmente seguía vigente.

El alcalde de este municipio ha explicado que, tras varios intentos fallidos de reconciliación, el matrimonio había decidido separarse, una nueva situación que no llevaba bien Damián. La pareja tiene dos hijos de 18 y 15 años, que en el momento de la agresión no estaban en casa.

Este nuevo crimen eleva a 62 las muertes oficiales por violencia doméstica este año (según algunas asociaciones de mujeres son 89).