Desde el mes de marzo, el puerto de Vigo cuenta con un cuerpo de Policía propio. Y ya ha empezado a multar. Según la Autoridad Portuaria, cada mes estos agentes imponen alrededor de cien multas a los conductores que circulan o estacionan en estas dependencias.

De hecho, la infracción más habitual, que supone el 90% de las multas impuestas hasta la fecha, es el estacionamiento prohibido. Además, actúan en favor del cumplimiento de las normas higiénico-sanitarias y luchan contra los depósitos incorrectos de las mercancías que llegan a puerto.

Cada multa supone al conductor un desembolso de 30 euros. Pero para que la sanción se haga efectiva, la Policía portuaria propone expedientes sancionadores y el consejo de administración es el encargado de ejecutarlos posteriormente. La cantidad es sólo la tercera parte que la que tiene que abonar un conductor que aparque en una zona prohibida en cualquier calle de la ciudad.

En este último caso la infracción sería sancionada con 91 euros, aunque si se abona antes de los 15 días posteriores a la infracción, se le descuenta el 30%.

La Policía de la Autoridad Portuaria nace de la eliminación de celadores y guardamuebles, que eran los encargados de controlar la seguridad hasta marzo.

En total son 90 agentes, divididos en Policía Administrativa, de Seguridad, Asistencial, de Tráfico y centro de control.

Dinos

... si crees que las multas reducen las infracciones

Cuéntanoslo en...

E-mail: nosevendevigo@20minutos.es

Correo: Manuel Núñez, 4, 2.ª planta.

O en www.20minutos.es

Su formación continúa

Debido al aumento de competencias, los policías del puerto están recibiendo formación en materia de seguridad, vigilancia y administración. En total son 150 horas lectivas, que se imparten en grupos reducidos formados por aproximadamente diez personas. La Autoridad Portuaria espera que toda la plantilla esté preparada dentro de diez meses.