¿Por qué se habla de quita al mencionar el impuesto a los depósitos anunciado en Chipre?

  • El Eurogrupo y las autoridades chipriotas hablan de un "impuesto para la estabilidad sobre los depósitos", aunque los analistas rechazan este término.
  • Economistas y analistas creen que se obvia la palabra 'quita' para evitar implicaciones legales y aminorar la imagen confiscatoria de dicha medida.
  • La fundación del español urgente (Fundeu) recomienda no usar 'quita' a no ser que se hable de "cancelación total o parcial de una deuda".
Una mujer saca dinero de un cajero en Nicosia, Chipre.
Una mujer saca dinero de un cajero en Nicosia, Chipre.
Katia Cristodoulo / EFE

Quita, impuesto especial, gravamen sobre los depósitos... la crisis bancaria desatada desde el pasado fin de semana en Chipre ha supuesto la ruptura de al menos una institución europea (la seguridad de los depósitos) y todo un desafío semántico para los ciudadanos, enfrentados a una multitud de denominaciones para un mismo hecho: que los ahorradores de Chipre sufrirán un recorte en sus cuentas.

Desde que el pasado sábado 16 de marzo el Eurogrupo habló de aprobar en Chipre un "impuesto de estabilidad en un único pago", se desató entre autoridades y analistas económicos una batalla soterrada por el control de las palabras. La obsesión de la UE, no mencionar la quita. Así, a pesar de que la 'troika' alude en todo momento a un "stability levy" (gravamen para la estabilidad), las fuentes consultadas por este diario califican esta expresión de "semántica creativa". Entonces: ¿Se puede o no hablar de una quita a los depósitos?

Una 'batalla' por las palabras

El diccionario, en apariencia, está del lado del Eurogrupo. Tal como señala la Fundación del Español Urgente (Fundeu), la palabra quita "alude a la cancelación total o parcial de una deuda que hace el acreedor al deudor", por lo que en su opinión no es correcto utilizarlo como sinónimo de un impuesto. Sin embargo, esta distinción no es tan clara, tal como dicta la ciencia económica.

Los depósitos, en contabilidad, forman parte del pasivo dentro de un balance bancario. El pasivo, tal como lo define la RAE, se determina como el "valor monetario total de las deudas y compromisos que gravan a una empresa, institución o individuo". Es decir, los depósitos son una forma particular de deuda bancaria, y por lo tanto las entidades se comprometen a devolver al cliente los ahorros custodiados. Desde este punto de vista, forzar a los depositantes a aceptar un impuesto único sobre cuentas, cartillas y plazos fijos, encajaría con la definición de quita.

Este impuesto o gravamen reclamado por la Troika (y que ha sido rechazado por el Parlamento chipriota) es la contraprestación necesaria para que la UE conceda un rescate de 10.000 millones de euros a los bancos de Chipre. "El Eurogrupo considera que esta carga sobre los depositantes es necesaria para evitar que la deuda pública se sitúe en niveles insostenibles, y es mejor alternativa que aplicar quitas a la propia deuda soberana", señala el Servicio de Estudios de La Caixa, que no duda en optar por el término "quita" en detrimento de otros.

"Hablo de quita pues de eso se trata. Esto no es un 'corralito' pues en principio los depositantes pueden acceder a una parte de sus depósitos, concretamente a aquella no afectada por la quita", asegura Alberto Moro, consejero delegado de Solventis, para quien la UE trata de disfrazar esta medida como si de un simple impuesto se tratase. "No es un impuesto porque su objetivo es sanear a las entidades bancarias chipriotas con cargo parcialmente a sus depositantes", reitera.

¿Por qué esta guerra por las denominaciones? En opinión del catedrático de la Columbia Business School, Tano Santos, la UE trata de imponer un eufemismo ya que aceptar que se está aprobando una quita "tiene alguna implicación legal que permite evitar litigios correspondientes", tal como explica en el blog Nada es Gratis.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento