La joven Malala, que fue tiroteada por los talibanes, vuelve a la escuela en el Reino Unido

La adolescente paquistani Malala Yousufzai abandona el hospital Queen Elizabeth tras haber recibido el alta hospitalaria.
La adolescente paquistani Malala Yousufzai abandona el hospital Queen Elizabeth tras haber recibido el alta hospitalaria.
University Hospital Birmingham

La adolescente paquistaní Malala Ysufzai acudió este martes por primera vez a la escuela en el Reino Unido, cinco meses después de ser tiroteada por los talibanes por defender la educación femenina.

"Este es el momento más feliz, el de regresar al colegio, es lo que soñaba, que todos los niños puedan ir a la escuela porque es su derecho", indicó la joven, de 15 años, en su primer día en el instituto Edgbaston de Birmingham (centro de Inglaterra), informó la cadena BBC.

El pasado 9 de octubre Malala recibió un disparo en la cabeza y otro en el cuello cuando se dirigía en autobús a su escuela en una zona fronteriza de Pakistán con Afganistán y, poco después, fue ingresada en el hospital Queen Elizabeth de Birmingham.

La joven saltó a la fama hace tres años por explicar en un blog las atrocidades del régimen de los talibanes paquistaníes en su región natal del valle del Swat y desde el ataque se ha convertido en una figura internacional, símbolo de la oposición al integrismo.

Hoy, al regresar a la escuela, esta vez en el Reino Unido, Malala se declaró "orgullosa" y feliz de vivir el "día más importante" de su vida.

"Estoy muy orgullosa de llevar el uniforme porque demuestra que soy una estudiante, que estoy viviendo mi vida y estoy aprendiendo", dijo.

Requerirá seguimiento médico

La directora del centro educativo, Ruth Weekes, aseguró que Malala necesita ahora de la "estabilidad" que proporciona asistir a clase para sentirse como una "adolescente normal" y tener "el apoyo de otras chicas a su alrededor".

"Hablando con ella, uno se da cuenta de que hay cosas que se ha perdido durante el tiempo en el que ha estado ingresada en el hospital", señaló Weekes.

Malala recibió el alta definitiva el pasado 8 de febrero tras ser sometida a diversas operaciones, la última de ellas una reconstrucción de una parte dañada de su cráneo para la que los cirujanos utilizaron una placa de titanio.

El equipo que la trató, dirigido por el británico Dave Rosser, subrayó entonces que la adolescente requerirá un seguimiento médico constante durante los próximos meses, por lo que los miembros de su familia que se trasladaron con ella al Reino Unido han decidido permanecer al menos durante ese tiempo en Birmingham.

Este mes, el padre de Malala anunció junto al exprimer ministro británico Gordon Brown que el próximo 12 de julio, día en el que la adolescente cumplirá 16 años, se celebrarán diversos actos para defender la educación femenina en el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento