El Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz), la Junta de Andalucía y las organizaciones agrarias Asaja y COAG tienen previsto mantener en una fecha aún por determinar una reunión de trabajo en la que analizarán de forma conjunta los daños generados por la crecida del río Guadalete.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes municipales, que han confirmado que aún no se ha fijado una fecha para dicho encuentro, si bien han adelantado que se producirá "pronto", e incluso han apuntado a la posibilidad de que se lleve a cabo "esta misma semana".

Esta reunión se ha acordado después de que la alcaldesa, María José García-Pelayo (PP), haya visitado junto al delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Federico Fernández; el secretario de Asaja-Cádiz, Cristóbal Cantos, y el secretario de COAG-Cádiz, Miguel Pérez, la zona afectada por la crecida del río Guadalete.

En el recorrido han estado también presentes el teniente de alcalde, Antonio Saldaña; el delegado de Seguridad y coordinador del Plan de Emergencia Municipal, Javier Durá; la delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado, y la delegada de Medio Rural, Susana Sánchez, así como los delegados municipales de las zonas afectadas.

En el transcurso de la visita, los representantes de estas administraciones han comprobado que algunos de los cultivos afectados por esta crecida han sido cítricos, zanahorias, remolacha y trigo, todos ellos ubicados en la zona de modernización de la zona regable del río.

Continúa activo el plan de emergencias

Por otra parte, el Ayuntamiento ha confirmado que se mantiene activado el Plan de Emergencia Municipal en su nivel 1 como "medida preventiva", ya que, aunque ha continuado descendiendo el caudal del río Guadalete, éste aún alcanza una altura de 5,81 metros.

Además, ha señalado que de las tres viviendas desalojadas de forma preventiva en Las Pachecas, se han desalojado otras dos viviendas en La Corta por el mismo motivo, dada la proximidad del agua a las casas, si bien en ningún caso ha habido que lamentar daños personales.

Asimismo, el Ayuntamiento ha indicado que ha puesto a disposición de los inquilinos de dichas viviendas los recursos de la Delegación de Bienestar Social para que pudieran alojarse en ellos, si bien sólo los vecinos de dos de las casas de la barriada La Corta han recurrido a ellos.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.