Una multitudinaria manifestación convocada por la Cumbre Social, ha recorrido este domingo el centro de Valencia para protestar contra el paro y los recortes y reclamar una regeneración de la democracia y la defensa de los derechos sociales.

La Cumbre Social, integrada por numerosas organizaciones sindicales y sociales, ha convocado este domingo manifestaciones en más de 50 ciudades, que en el caso de Valencia partido desde la calle Xàtiva con una pancarta unitaria con el lema 'Contra l'atur i les retallades en drets socials, per la regeneració de la democràcia' ('Contra el paro y los recortes en derechos sociales, por la regeneración de la democracia').

En la cabecera han estado presentes los secretarios generales de UGT-PV y CCOO-UGT, Conrado Hernández y Paco Molina, respectivamente, y el portavoz de Intersindical Valenciana, Vicent Maurí, que han reclamado un cambio en las políticas puestas en marcha por el Gobierno para salir de la crisis y frenar el aumento del desempleo.

Conrado Hernández ha "agradecido" en primer lugar a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, "las dificultades que ha puesto para poder montar el atril final de la manifestación", ya que mientras hay en la ciudad "un montón de calles cortadas para disfrutar de las Fallas" a los organizadores de la marcha no se les ha permitido montar el atril para los parlamentos en el lugar planeado.

En cualquier caso, ha incidido en que esta manifestación pretende mostrar nuevamente que los ciudadanos están "hartos" de la situación económica y reclaman "un cambio radical en las políticas de este país" para luchar contra graves problemas como el paro y los desahucios. Asimismo, ha reclamado al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, a quien "no se le ve ni se le escucha", que "ponga como prioridad los desempleados, los jóvenes o los mayores de 45 años" en sus políticas.

Desde CCOO-PV, Paco Molina ha señalado que esta marcha "no será la última" para reclamar "una regeneración ética y democrática y política y para decir que después de 5 años de una política absolutamente equivocada, radicalmente nefasta para el conjunto de la economía productiva y que está empobreciendo todo nuestro sector productivo, parece que nuestros gobiernos, tanto el de España como el del País Valencià, no se han enterado de nada".

Por su parte, Vicent Maurí ha indicado que mientras "muchos políticos están al servicio de las clases dominantes, de los empresarios y de los corruptos", los sindicatos están y estarán "en la calle defendiendo a los trabajadores" hasta que ganen "la guerra".

La política,

Al servicio de las personas

En el manifiesto, los convocantes han denunciado "el desmantelamiento de los servicios públicos valencianos y estatales", han mostrado su rechazo a la reforma de la Ley de Régimen Local, han denunciado "todos los intentos de deslegitimar o reprimir los derechos constitucionales de expresión, pensamiento o manifestación" y han pedido, en definitiva, que la política "vuelva a convertirse en una herramienta al servicio de las personas".

Consulta aquí más noticias de Valencia.