John Grant
El cantante estadounidense John Grant. EFE

"Ira y aceptación" se combinan en el audaz y electrónico segundo disco de John Grant, estadounidense procedente de una comunidad muy conservadora que salió del armario sexual y musical en plena madurez con un conmovedor debut que, como su nuevo trabajo, le sirvió como lavadora de trapos sucios.

No quiero que mi gran amor venga a mis conciertos y me vea cantando sobre él

"Hay días en los que aún me siento incómodo por ser gay, porque durante 25 años sentí los dedos acusadores que me señalaban como un pervertido, como un enfermo desagradable... Eso te afecta muy profundamente", explica Grant en una entrevista ante la publicación este lunes de Pale Green Ghosts (Bella Union).

A pesar de arrastrar aún cierto lastre del pasado, se aprecian en este disco avances importantes respecto al aplaudido Queen of Denmark (2010), en lo musical y en lo personal, por ejemplo un mayor uso del humor en estribillos como aquel en el que canta: "Soy el mayor hijo de puta que te encontrarás nunca". "El humor es un elemento muy importante para mí y me siento feliz. Estoy contento de ser yo", asegura a su paso por Madrid.

Más dramático

El primer corte del disco condensa todas esas cualidades en una canción larga y atrevida con muchos cambios de dinámica. "Quería dejar claro que éste no iba a ser el mismo viaje. Pretendía que sonara dramático y cinemático", dice este amante de las películas más antiguas de Pedro Almodóvar. "Creo que no hay nada que ame más que la música, los idiomas y el cine... Bueno, los sintetizadores", añade entre risas tras un segundo de reflexión.

Parte de ese pasado, señala a continuación, tiene rostro. "El hombre del que tanto he escrito, mi gran amor, vive todavía en Estados Unidos, y no quiero que venga a mis conciertos y que me vea cantando sobre él", reconoce Grant en un torrente de sinceridad similar al que aplica en sus letras. "Aún hay una parte de mí que sigue muy cabreada con él por su rechazo", explica, antes de añadir que, en realidad, está enfadado "sobre todo" consigo mismo.