La Audiencia de Málaga ha condenado a seis años de prisión a un hombre por dar una puñalada a otro en el costado en el transcurso de una discusión entre ambos por la negativa de uno a invitar al otro a un cerveza. Además, se le impone el pago de 22.000 euros de indemnización a la víctima, que perdió un riñón; y la prohibición de acercarse a esta persona durante siete años.

Los hechos sucedieron el 25 de diciembre de 2011 en la capital malagueña. Según se declara probado en la sentencia, el acusado y la víctima mantuvieron una discusión en la que, "entre insultos y amenazas", el primero "de forma inopinada y sorpresiva, asestó una puñalada" al segundo con un cuchillo que sacó de una mochila que llevaba, tras lo que abandonó el lugar.

Así, la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, se precisa que el perjudicado quedó en el suelo herido y fue auxiliado por un viandante que intentó taponar la herida sangrante con una bufanda hasta que el hombre fue asistido por una ambulancia. Sufrió heridas que requirieron una intervención quirúrgica de urgencia y como secuelas, la pérdida del riñón izquierdo.

Para la Sala, se trata de un homicidio en grado de tentativa pues la herida "podía haberle causado la muerte", algo que no llegó a producirse gracias a la intervención médico quirúrgica inmediata, sin la que la víctima hubiese fallecido", además de que consideran que hubo "ánimo homicida" y no de lesionar; para lo que el Tribunal ha tenido en cuenta, entre otros aspectos, el informe forense.

El propio acusado reconoció los hechos, aunque intentando justificarlos en una legítima defensa. Explicó que la razón de darle la puñalada fue porque la víctima le había pedido que le invitase a una cerveza y él se negó porque no tenía dinero y como aquel le seguía y le insultaba, en un momento determinado sacó el cuchillo, aunque no tenía intención de matarlo.

El Tribunal aprecia que aunque el acusado dijo que no sabía por qué lo había hecho y que había bebido, no manifestó arrepentimiento en ningún momento "ni siquiera intentó pedir el perdón de la víctima", quien declaró todo lo contrario. Así, este hombre dijo que fue el procesado el que le pidió que le invitase a la cerveza y que cuando se negó e intentaba dejar el lugar, "le asestó la puñalada".

Consulta aquí más noticias de Málaga.