El portavoz de Sortu, Pernando Barrena, cree que el PNV ha descartado a EH Bildu para un pacto presupuestario porque tiene "predefinidos otros socios que le salen mucho más barato". Asimismo, ante la actual merma de ingresos con la que se debe afrontar la elaboración de las Cuentas, cree que sería asumible paralizar el TAV porque es "obsceno" seguir invirtiendo en este proyecto cuando hay otras necesidades "urgentes y de vida o muerte".

En una entrevista a Europa Pres, ha afirmado que EH Bildu "jamás va a negar" la intelocución "ni al PNV ni a nadie" a la hora de poder llegar a acuerdos y, en este sentido, ha manifestado que, si el partido jeltzale está "preparado para hablar de temas fundamentales, de políticas de gestión pública o del nivel de inversión social", la coalición soberanista estaría "encantada de poder hacerlo".

"Ahora bien, parece que ésa no es la actitud con la que el PNV está abordando el diálogo institucional, en este caso presupuestario, con EH Bildu porque, en mi opinión, ya tiene predefinidos otros socios que le salen mucho más baratos y que no le ocasionan ningún cambio sustancial en las políticas que ya tienen predefinidas", ha apuntado.

Por ello, cree que el Ejecutivo descarta, "a priori", a EH Bildu como "interlocución para acordar". A su juicio, el PNV, en estos momentos, por razones "macropolíticas" va a buscar el acuerdo con el PP, aunque tiene el "gran problema" de que, con esta formación, "no cubre la mayoría absoluta" para poder aprobar las Cuentas. "Cuando menos va a buscar que el PP sea corresponsable y que corresponda con esa inhibición que el PNV mantiene en temas como el proceso de paz", ha precisado.

Además, según Barrena, la formación jeltzale también puede recurrir al PSE-EE, "con el que sabe que acordar no es muy costoso, es simplemente poner más cromos encima de la mesa".

"reparto de cromos"

En este sentido, ha manifestado que los socialistas vascos son unos "artistas de la política de la urgencia". Tras poner como ejemplo el pacto con el partido jeltzale para que, finalmente, Maite Iturbe haya sido designada nueva directora general de EiTB, ha señalado que el PSE-EE, por su parte, lleva "las cosas al límite, al borde del precipicio para, después, intentar sacar el mayor provecho posible en el reparto de cromos", en referencia al hecho de que los socialistas hayan asegurado que podrían enmendar a la totalidad el proyecto de cuentas públicas.

Además, ha calificado de "profundamente ingenuo e irrespetuoso" con los partidos que distintos consejeros del Gobierno vasco, entre ellos, el de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, apelen a la responsabilidad de las distintas formaciones para sacar adelante sus Presupuestos. En este sentido, ha asegurado que la responsabilidad no se demuestra "haciendo amén a lo que se propone" desde la instancia gubernamental, sino que esa responsabilidad la tiene que demostrar el Gobierno "con propuestas lo suficientemente inteligentes e inclusivas para poder llegar al máximo de opciones políticas". "Lo demás son brindis al sol", ha apuntado.

En todo caso, el portavoz de Sortu ha afirmado que "no es posible" hablar de las Cuentas públicas con una posición "definida y definitiva" porque no las conocen y habrá que esperar "a los contenidos concretos".

No obstante, ha apuntado que se está anunciando que llegan "con importantes recortes" en algunos temas que para su formación son "fundamentales". A su juicio, en Euskadi se van a dar "importantísimos recortes al estilo Rajoy, en políticas sociales".

Barrena ha indicado que no se puede presentar como "indefectible" una bajada de la inversión en ámbitos de "alto interés social" cuando, a su juicio, hay que ser "especialmente sensibles" en protección social, sanidad y educación y tender a "una disminución cero en la inversión pública" en esos departamentos.

En esta línea, Barrena ha rechazado que se presenten unos presupuestos que, "ya de partida" cuenten, por ejemplo, con una "inversión millonaria" para las obras del TAV. "Ana Pastor decía que la época de las inversiones faraónicas ha terminado, pues parece que aquí no", ha denunciado.

A su juicio, sería asumible paralizar las obras del TAV para recortar gasto y destinarlo a otras áreas. "Yo creo que hasta una persona que considere que el TAV es algo bueno para este país tendrá que darse cuenta que, frente a las posibilidades de futuro que pueda ofrecer hipotéticamente una infraestructura de ese tipo, hay necesidades, no de futuro. sino de presente, que son urgentes, que son perentorias, de vida o muerte, como en el caso que hemos vivido en Bilbao", en alusión al hombre que se arrojó por una ventana cuando iba a ser desahuciado.

Pernando Barrena, que también ha criticado el gasto que supone la presencia de las Fuerzas de Seguridad del Estado, ha asegurado que, cuando la situación llega a esos "extremos", es "totalmente obsceno e irresponsable" seguir invirtiendo "de esa manera en esas grandes infraestructuras".

FISCALIDAD

Por otra parte, ha manifestado que no se puede "hablar sólo del gasto, si no se habla también de cómo aumentar los ingresos" y, en este sentido, ha lamentado que exista una posición "bastante resignada" por parte de "algunas" Haciendas forales ante la caída del nivel de ingresos de los últimos años.

Tras precisar que su intención no es hacer una "labor fácil de propaganda", ha apuntado que, sin embargo, la Diputación de Gipuzkoa sí ha realizado una reflexión de cara a variar esa tendencia "a la baja" y ha logrado "corregirla" en el último ejercicio.

"Evidentemente, el dinero no crece en los árboles, hay que sacarlo de dónde está y el dinero se puede recaudar de las personas que no, lo tienen, que no son precisamente los asalariados", ha apuntado.

El dirigente de Sortu ha manifestado que en la Diputación de Gipuzkoa las modificaciones pactadas con el PSE-EE no se han hecho en base a "un juego político de conveniencias", sino a un ejercicio "claro y transparente" que partía de que la fiscalidad "no funciona todo lo bien que debiera haber funcionado".

Según ha asegurado, únicamente los socialistas tuvieron voluntad de llegar a acuerdos y ha añadido que, aunque, al final, la reforma tributaria, no es "todo lo atrevida que desearíamos", se apostó por "poner en común" los temas en los que estaban de acuerdo para "sacarlos adelante".

De cara al debate abierto en torno a la reforma de la fiscalidad, ha manifestado que el hecho de que se puedan "encontrar" nuevamente con el PSE-EE, dependerá "básicamente de ellos". "Nosotros hemos demostrado que sí queremos encontrarnos con ellos en base a contenidos", ha indicado.

Por otra parte, ante la petición de Confebask de que se proteja a las empresas desde el punto de vista fiscal, Barrena ha aludido al carácter "insaciable" del discurso de la patronal vasca, y ha señalado que Sortu entiende que el empresariado tiene "un papel muy importante que jugar en este país", pero rechaza proteger al "modelo de empresa en la que está pensando" la patronal vasca, y que, a su juicio, está muy ligada "a una concepción económica especulativa financiera".

Sin embargo, sí se ha mostrado de acuerdo con "proteger" a otro tipo de empresa "con arraigo local", que cumple una "función social" y que "piensa en la calidad de vida de sus trabajadores, en reinversión y en inversión en I+D".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.