Los guardias civiles aseguran que no hay pruebas que relacionen a Tony King y a Dolores Vázquez en el crimen

  • Los agentes de la Guardia Civil hablaron de las investigaciones y de cómo llegaron hasta King.
  • Según el instructor, King confesó tranquilo, "disfrutando" de la reconstrucción de los hechos.
  • El martes declaró una amiga suya, quien vio "a una mujer de 45 años y el pelo corto" cerca del lugar del crimen.
  • El portavoz de la familia y antiguo compañero sentimental de Hornos asegura que tiene que haber varias personas implicadas.
King, en un momento del juicio, hablando con su abogado (EFE).
King, en un momento del juicio, hablando con su abogado (EFE).
EFE

El teniente de la Guardia Civil llamado a declarar como testigo por el Caso Wanninkhof ha señalado que el británico reconoció en su primera confesión que abordó con un cuchillo a la joven "con la intención de agredirla sexualmente", ya que "se siente como el cazador al acecho de su presa" e incluso "se masturba cuando recuerda a las chicas que ha matado".

Según el instructor, King se mostró "relajado" y "disfrutó" en la reconstrucción de los hechos.

Asimismo, el testigo explicó que tras examinar sus cuentas bancarias se descartó que Dolores Vázquez, exculpada de la causa tras pasar diecisiete meses en prisión, tuviese relación o conociera a Robert Graham o a King.

El teniente afirmó que tras la primera confesión del británico se comprobó que las huellas del coche donde desapareció Rocío "son perfectamente compatibles con la de su vehículo"; que King "conocía muy bien el sitio donde se halló el cuerpo"; y que tiró la ropa que él llevaba el día del asesinato para no ser descubierto, según relató su ex compañera sentimental.

El agente manifestó que las ocho puñaladas "tan centradas" que sufrió Rocío en la espalda indican que el presunto agresor expresó "rabia" en el crimen.

En la sesión del miércoles prestaron declaración otros diez agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación.

Forman parte de la lista de 79 testimonios que escuchará el tribunal antes de determinar la implicación del principal acusado, King, que declaró el martes además de Alicia Hornos, madre de la víctima.

En la tarde del martes, la amiga de la familia Alicia Lorenzo aseguró que vio cerca de donde desapareció la joven de Mijas y a la hora en la que supuestamente se produjo el crimen a una mujer de unos 45 años que corría seguida de un perro.

La testigo mantuvo en su declaración que entorno a las 21:30 horas, cuando se dirigía en coche a casa de un amigo vio a "una mujer de pelo corto y ondulado" y de mediana edad que corría con un perro detrás en dirección al lugar donde presuntamente Rocío desapareció.

Lorenzo explicó que de vuelta, sobre las 1:30 horas de la madrugada observó en la zona un coche pequeño y oscuro en el que aparentemente no había nadie.

Ayer comparecieron además como testigos amigos de la joven, que apuntaron que la pudieron ver entre las 21:00 y las 20:00 horas en la Cala de Mijas cuando se dirigía hacia su casa.

El compañero sentimental de su madre también declaró

También testificó Juan Francisco Cerrillo, compañero sentimental de la madre de Rocío cuando se produjo el crimen el 9 octubre de 1999 y portavoz de la familia en aquella época, quien confirmó que encontró la zapatilla de la joven y manchas grandes de sangre, y que la Guardia Civil recogió colillas en el lugar donde la chica desapareció.

A preguntas de la defensa, ejercida por el letrado Javier Saavedra, Cerrillo aseguró que cuando se encontró el cadáver "se sospechaba que el asesinato tenía que haber sido cometido por más de una persona por la corpulencia de Rocío".

Sobre los objetos personales de la joven, el testigo habló de unos pendientes y unas bragas que fueron entregadas a la hermana y madre de Rocío para su identificación.

Ante estas afirmaciones, la acusación particular representa por el abogado Marcos García Montes matizó a los periodistas a la salida del juicio que "es una equivocación", porque en las diligencias de identificación de las prendas no aparecen tales bragas.

El que fue portavoz de la familia Wanninkhof afirmó que vio a Dolores Vázquez en dos ocasiones participar en las labores de búsqueda, al tiempo que confirmó la existencia de una pegatina empleada para el rastreo cerca de donde se encontró el cuerpo de la joven.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento