Parquímetro
Imagen de un parquímetro en Madrid. ARCHIVO

El Ayuntamiento de Madrid volverá a exprimir la capacidad recaudatoria del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). A partir de 2014, según las previsiones municipales, se implantarán en la capital los llamados "parquímetros inteligentes", que impondrán una tarifa más elevada a los vehículos de mayor antigüedad, a los que emitan más gases contaminantes y a quienes aparquen en áreas con mayor congestión de tráfico. El Ayuntamiento justifica esta medida como un modo de "luchar contra la contaminación". Pero los conductores y los controladores de parquímetros ven en ella un "afán recaudatorio".

Se colocará un teclado en el parquímetro para introducir la matrícula y cruzar datosLa medida ya estaba prevista por el Plan de Calidad del Aire. Pero hasta ahora el Ayuntamiento no había fijado un plazo para su puesta en marcha. Para ello habrá que implantar nuevos elementos en los parquímetros: se colocará un teclado para que el conductor introduzca la matrícula de su coche y un sistema informático que cruce datos con la DGT (años y tipología del vehículo) y con los centros municipales de control de la movilidad (para conocer el nivel de tráfico a tiempo real). En un principio, Botella también planeó cobrar más los días con mayor contaminación, pero la idea ha quedado descartada.

El Consistorio no da detalles sobre las tarifas, ya que todavía no se han redactado los pliegos de condiciones para adjudicar el SER. Además, se trata de una experiencia pionera en España (ninguna otra gran ciudad grava por aparcar en función de la antigüedad del vehículo). Del mismo modo que se penalizará a los contaminantes, se podría bonificar a los coches nuevos y con tecnología limpia. En cualquier caso, los parquímetros ya subieron un 10% en la almendra central en julio, se amplió el horario hasta las 21.00 h. y volvieron a encarecerse un 2,47% en enero.

Un tercio de coches superan los 10 años

Según fuentes municipales, el parquímetro con tarifa variable "será un instrumento esencial en términos de política de calidad del aire". En cambio, los controladores del SER, como Amaya Amilibia (de CC OO), ven otras intenciones: "¿Calidad del aire? En realidad lo que buscan es la calidad de su bolsillo;las arcas necesitan dinero". También Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados, lo considera así: "Con la excusa de las emisiones, en realidad lo que se proponen es la recaudación pura y dura. Sería más útil que fomentaran la renovación del parque automovilistico". Más de un tercio de los coches censados en la capital (cerca de 500.000 vehículos) tienen más de 10 años.

Consulta aquí más noticias de Madrid.