Charles Darwin
El científico Charles Darwin enunció en el siglo XIX su teoría de la evolución. HARVARD UNIVERSITY

La teoría de la evolución no gusta a los dirigentes polacos. El viceministro de Educación, Miroslaw Orzechowski, opina que es "una mentira y no debemos enseñar mentiras".

Su partido, la Liga de las Familias polacas, es un socio minoritario en el gobierno, y es famoso sus posturas contra los derechos de los homosexuales, el apoyo a una prohibición del aborto y por las llamados para una vuelta a la pena de muerte.

El político, que ha sufrido un serio revés en las últimas elecciones, ha instado a las escuelas a enseñar el creacionismo, una "verdad de la civilización" que ha sido "confirmada por miles de generaciones".

El partido del viceministro le lleva la contraria a Juan Pablo II, cuyos argumentos apenas son discutidos en su país natal

Pese a que Juan Pablo II reconoció en 1996 que "la teoría de la evolución de Darwin es más que una hipótesis", varios políticos de la Liga de las Familias han cuestionado la teoría.

El padre del viceministro, famoso por su apología de Franco en el Parlamento Europeo, afirmó que las especies que sobreviven "son más pobres desde un punto de vista genético que las poblaciones de las que proceden. Las mutaciones hacen que las especies no mejoren, sino que se empobrezca su material genético porque permanecen aisladas".

No sólo la evolución

El viceministro y su partido no sólo niegan, como en algunos estados de EEUU, la teoría de la evolución.

En Polonia son conocidas sus posturas contra el aborto o los homosexuales, de cuyo matrimonio piensa que es "la mayor mentira". Para uno de los responsables de la educación polaca, "estas bodas no pueden legalizarse porque destruirían nuestra civilización".