José Luis Requero: "Soy independiente de las órdenes que dan los partidos"

  • Es uno de los azotes del Gobierno en el Consejo General del Poder Judicial.
  • Ha informado negativamente de la ley de violencia de género, del matrimonio homosexual y del Estatuto de Cataluña.
  • Ve al Consejo como la aldea de Astérix.
José Luis Requero. (Jorge París).
José Luis Requero. (Jorge París).
Jorge París

Y ante un Gobierno "que es como es", una mayoría parlamentaria "que es la que es" y muchos gobiernos autonómicos "que son como son", enarbola la defensa de "unos postulados que sólo defendemos nosotros".

Parece un sarcasmo que quienes tengan que velar por la independencia de los jueces sean ustedes, que parecen no tener ninguna.

Depende de cada uno. Yo procuro ser independiente de lo que son órdenes o instrucciones de partidos políticos. Aquí hay muchos vocales que no creo que estén sujetos a ninguna orden. En el caso nuestro, más que seguidismo de los vocales del Consejo respecto de los partidos, ocurre al revés.

Es decir, que usted es independiente del PP.

Yo, personalmente, sí.

Ha puesto a caldo al PSOE, del que dice que no es de fiar; de IU asegura que pertenece a la misma familia ideológica que ETA. ¿Qué opina del PP?

BIO Nació en Madrid en 1959. Casado y con diez hijos, es licenciado en Derecho por la Universidad San Pablo CEU. Magistrado de la Audiencia Nacional, ha sido portavoz y vicepresidente de la Asoc. Profesional de la Magistratura. Desde 2001 es vocal del CGPJ a propuesta del PP.

En el caso del PSOE es evidente que los pactos que firma luego no los cumple, como ocurre con el pacto antiterrorista. De IU no dije ninguna cosa inventada. Los etarras defienden un pensamiento marxista, dentro del cual hay familias con distintos grados de parentesco. Y del PP, en lo que se refiere a justicia, lo que reclamo es coherencia con sus programas electorales. Tras ocho años de legislatura, nos quedamos con las ganas y con sus promesas en el tintero.

¿Se arrepiente de haber comparado el matrimonio entre personas del mismo sexo con la unión entre un hombre y un animal?

Ni me arrepiento ni me vanaglorio porque yo no hice ninguna comparación, sino una reducción al absurdo. Era una hipérbole, una manera decir que si se cambian lo signos de identidad del matrimonio, nos podemos encontrar con que mañana venga un señor y nos plantee esto.

Otra de su hipérboles fue decir que los catalanes, al ser fenicios, eran más listos que los vascos, que se habían caracterizado por cortar troncos y levantar piedras.

Se me preguntaba por las diferencias entre el Estatuto catalán y el Plan Ibarretxe. Yo decía que, persiguiendo ambas iniciativas lo mismo, el Estatuto catalán era un texto muy sibilino, mientras que el Plan Ibarretxe era jurídicamente grosero. Y dije que se asemejaba al paradigma que se tiene de vascos y catalanes, que mientras los segundos son más dados a la negociación, los primeros tienen, entre comillas, fama de brutotes.

¿Hubiera defendido la objeción de conciencia para no casar a homosexuales o pensaría como lo hace sobre la reproducción asistida si no fuera miembro del Opus?

Yo siempre he estado en contra de la objeción de conciencia de los jueces. El Constitucional ha dicho que cuando un juez actúa como encargado del Registro Civil no es juez, sino un simple funcionario y existen precedentes en la jurisprudencia que permiten a los funcionarios oponerse por razón de sus creencias a determinadas órdenes u obligaciones. Lo que pienso de la reproducción humana asistida no depende de ser del Opus Dei, sino de una realidad científica sobre la naturaleza biológica del embrión humano y de las convicciones de cada uno sobre el respeto a la vida.

En consecuencia, la religión no determina su manera de pensar.

Claro que me influye, pero no por ser del Opus Dei, que carece de doctrina. La que tiene doctrina es la Iglesia católica, que ha dicho que estas técnicas de reproducción asistida son censurables moralmente. Pero hay personas que no son católicas y piensan como yo.

¿Zapatero acosa a los jueces al decir que algunos casos dificultan el proceso de paz?

Cuando eso lo dice el presidente del Gobierno, supone una opinión negativa de la actuación de los órganos jurisdiccionales. En esa misma intervención en el Senado vino a decir que en su camino a la pacificación se tropezaba con dos obstáculos: los jueces, con sus resoluciones, y el empecinamiento de los terroristas. ¿En qué se traduce? En que Zapatero pone al mismo nivel a los jueces y a los terroristas. Los jueces, creo yo, no se van a dejar amedrentar.

¿Usted opina que los jueces son espíritus puros al margen del mundo, sin ideas preconcebidas sobre la negociación con ETA?

Los jueces no son administradores impasibles del ordenamiento jurídico. Son sensibles a todo lo que sea la situación de la sociedad. Pero lo que no puede hacer un juez es prevaricar con el argumento de que estamos en un prometedor proceso de paz.

En dos palabras

¿Qué guarda debajo de la cama? El pijama.

¿Canta en la ducha? No.

¿Café solo, cortado o con leche? Con leche por la mañana y cortado por la tarde.

¿Come chicle? Sí.

¿Conserva amigos del colegio? Pocos.

¿Recoge los platos? Suelo.

¿Qué libro tiene en la mesilla de noche? La tierra es plana, de Thomas Friedman.

¿Qué hace nada más levantarse? Ir al baño.

Sin respirar

Adora: A mi familia.

Detesta: La mala educación.

Teme: La vejez.

Aspira a: Ser coherente con mis ideas.

Colecciona: Gorras militares.

Una manía: No se me ocurre.

Un defecto: Empecinarme con mis ideas.

Una virtud: Que la digan los demás.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento