La consellera de Infraestructuras, Territorio y Vivienda de la Generalitat valenciana, Isabel Bonig; y el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, Santi Vila, han destacado este viernes el "compromiso" del Gobierno con el Corredor Mediterráneo en unas jornadas que se han celebrado en Peñíscola (Castellón) dedicadas a las infraestructuras de Castellón-Tortosa-Tarragona como eje central del Corredor Mediterráneo

Así, Isabel Bonig, ha defendido la implantación del tercer carril como infraestructura que adelanta una década la llegada del Corredor Mediterráneo a la Comunitat, y ha destacado la importancia que supone para las autonomías mediterráneas un tercer carril "que permita que la implantación del ancho estándar entre Castellbisbal (Barcelona) y Valencia se finalice en 2015 y la llegada a Alicante, Murcia y Cartagena se produzca en 2016".

"Esto permitirá adelantarnos diez años al Corredor definitivo, lo que será de gran ayuda a nuestras empresas e industrias para superar la complicada situación económica que vivimos", ha asegurado.

Bonig ha recordado el esfuerzo realizado por la Generalitat Valenciana para sacar adelante este proyecto que "beneficia al conjunto del Estado y que siempre ha contado con el apoyo incondicional del Gobierno central", ha apuntado.

Al respecto, ha recordado que precisamente este viernes el consejo de administración de Adif ha aprobado la licitación de las obras para la implantación del ancho europeo entre Castellón y Sagunto. Bonig ha mostrado su satisfacción por esta noticia "que ya adelantaba la ministra de Fomento, Ana Pastor, hace unos días en su visita a Valencia", ha dicho.

Los plazos se pueden cumplir

Para Bonig, este anuncio "demuestra que los plazos planteados se pueden cumplir", y ha asegurado que desde el Consell se trabaja "en una propuesta realista tanto a nivel temporal como económico, ya que la situación actual del país impide llevar a cabo el Corredor Mediterráneo definitivo".

En ese sentido la titular de Infraestructuras ha hecho hincapié en el abaratamiento de costes que supone la implantación del ancho europeo en el Corredor Mediterráneo, que tendrá una inversión de 1.300 millones de euros en la Comunitat.

Sin embargo, ha reiterado que desde la Generalitat Valenciana "no se va a renunciar a esta infraestructura fundamental para el desarrollo de la Comunitat y que nos conectará directamente con el centro y norte de Europa". Por último, Bonig ha resaltado la "buena sintonía" existente entre la Comunitat Valenciana y Cataluña en la defensa de este eje "que situará a las comunidades del Mediterráneo en el lugar que les corresponde".

Momento "muy dulce"

Por su parte, Santi Vila ha asegurado que esta jornada "confirma que el proyecto del Corredor Mediterráneo vive un momento muy dulce, pues, por primera vez en muchos años, hay una alineación realmente importante entre las administraciones, entre la Comunitat Valenciana, entre el Gobierno de Cataluña y entre el Gobierno del Estado, pero también con todos las empresas que tienen claro que hay una realidad natural que necesita del apoyo y del compromiso institucional y político" .

En este sentido, ha indicado que la ministra de Fomento "ha entrado de verdad en el camino del compromiso para hacer del eje mediterráneo un espacio vertebrador de toda una región que ha de superar definitivamente los límites administrativos y se ha de fijar como agenda prioritaria que las pocas o muchas inversiones que se hagan sean al servicio de la máxima rentabilidad social y económica".

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha defendido que el Corredor Mediterráneo "está donde tiene que estar, cruzando de sur a norte la franja de España donde más actividad turística hay y más exportaciones se producen", por lo que ha dicho que "no se pueden tomar decisiones fuera de argumentos macroeconómicos".

En este sentido, Moliner ha explicado que "con la misma sensatez y cordura con la que pedimos que el recorrido estuviera donde estuviera la industria y el turismo, pedimos ahora que las próximas decisiones sobre la infraestructura se tomen bajo criterios macroeconómicos, y que se ubiquen allí donde estén las oportunidades, como Peñíscola, donde el turismo es fuente de riqueza, donde solo en verano reúne a 236.000 visitantes".

En la jornada, que ha sido organizada por el Instituto de Economía y Empresa Ignasi Villalonga, ha participado un nutrido grupo de representantes institucionales y empresariales de la Comunitat y Cataluña.

Entre ellos está el director general de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento, los presidentes de las diputaciones de Castellón y Tarragona, representantes de los ayuntamientos de Barcelona, Castellón, Tarragona y Tortosa, académicos de la Universidad de Castellón Jaume I y la Universitat Rovira i Virgili; representantes de los puertos de Castellón y Tarragona; las Cámaras de Comercio de Castellón, Valls, Reus, Tarragona y Tortosa; directivos de Seat, Ascer, así como presidentes de asociaciones de la pequeña y mediana empresa de Castellón y de Cataluña.

En el encuentro se han presentado dos documentos que ponen de manifiesto la necesidad de la construcción de las infraestructuras del Corredor. Por un lado, "El estudio sobre los beneficios económicos de la construcción del Corredor Mediterráneo" y, por otro, el informe " El Triangle Castelló-Tortosa-Tarragona" .

Consulta aquí más noticias de Castellón.