Mossos en Barcelona.
Los Mossos controlan la llegada de un tren de Italia en la estación de Francia de Barcelona. EFE

El sindicato SAP-UGT ha denunciado que, por culpa de los recortes, hay mossos d'esquadra que no pueden patrullar en coche en algunas grandes ciudades de Cataluña, como Lleida (capital de provincia) y Sabadell (una de las más importantes del área metropolitana de Barcelona).

Por contra, deben hacer el patrullaje en autobús, para lo que las Unidades de Seguridad Ciudadana reciben "habitualmente" tarjetas de transporte público para "poder desplazarse y cubrir su servicio habitual", según este sindicato.

Hay un 25% menos de coches patrulla
y hay un 40% menos de presupuesto
para gasolina
La causa de todo es "la falta de vehículos policiales logotipados". Además, "se ha constatado que, de manera habitual, los agentes no pueden salir a patrullar en parejas porque no hay vehículos de patrulla en las comisarías", con lo que "se ven obligados a hacerlo en grupos de seis en seis" para aprovechar que caben todos en las furgonetas logotipadas.

También se está dando la circunstancia, según el SAP-UGT, de que los mossos de paisano deben meterse cuatro en un coche porque no hay suficientes vehículos para que patrullen de dos en dos.

Según datos del sindicatos, el año pasado se redujeron un 25% los vehículos  y que "muchos de los que están en servicio están parados porque están estropeados y no hay dinero para repararlos". Además, la partida destinada a combustible se redujo un 40% y "para este año será aún más restrictivo".

El sindicato considera estos recortes "absolutamente irracionales", ya que afectan al trabajo cotidiano de los mossos encargados de la seguridad ciudadana en las ciudades y pueblos de Cataluña.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.