El portavoz del Grupo Regionalista de Santander, José María Fuentes-Pila, ha pedido al equipo de Gobierno (PP) que explique "con detalle" el procedimiento de selección de un ingeniero para ocupar el puesto de jefe de Tráfico de Transportes Urbanos de Santander (TUS) celebrado en octubre de 2012, porque, sostiene, se realizó "sin publicidad y arbitrariamente".

En concreto, los regionalistas critican que la convocatoria no se publicó en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), sino que se gestionó exclusivamente a través del Servicio Cántabro de Empleo y que, además, el setenta por ciento de la valoración total de los candidatos dependió de una entrevista personal realizada por tres de los directores de área del TUS.

Según el regionalista, en octubre de 2012 se inicio un procedimiento para cubrir el puesto de jefe de tráfico del TUS ante la jubilación anticipada parcial del anterior encargado. La persona finalmente seleccionada firmó un contrato relevo de cuatro años y medio de duración, hasta mayo de 2017.

A partir de aquí, opina Fuentes-Pila "suceden cosas extrañas". Así, ha criticado que en lugar de hacer "una convocatoria abierta, con publicidad" y publicarla en el BOC, fue el Servicio de Empleo el encargado de la gestión de la vacante. Como resultado, en el plazo inicialmente establecido, entre el 23 y el 25 de octubre, sólo se presentaron dos personas. Finalmente, ante reiteradas quejas, el plazo se amplió hasta el 31 de octubre y se presentaron un total de once.

"¿Alguien puede creer que, de haberse conocido una convocatoria para un contrato de más de cuatro años para un ingeniero al que podían presentarse personas de cualquier parte de España y con la crisis actual, sólo se hubiesen presentado once personas?", se ha preguntado el portavoz, quien ha pedido al alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, que aclare "si ésta es la política de fomento de empleo que defiende para la ciudad".

Por otra parte, la crítica regionalista se centra en el hecho de que en el proceso de selección, y según las bases del TUS y del Ayuntamiento, la entrevista personal tuvo un peso en la valoración de los candidatos del 70 por ciento, mientras que el concurso de méritos supuso un 30 por ciento de la nota final.

Una práctica que, para Fuentes-Pila, resulta "inadmisible" y que le lleva a preguntarse "por qué se decide que los aspirantes tengan que jugárselo todo a una carta en una entrevista personal en lugar de hacer valer su formación, sus méritos objetivos y su trayectoria profesional".

Ataque frontal

Para el portavoz, ambos aspectos "atacan frontalmente" el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) que exige que la selección tanto de laborales como de funcionarios se realice con publicidad tanto de la convocatoria como de sus bases y acorde a criterios de mérito y capacidad.

Así, el artículo 61.5 de esta ley recoge que la entrevista personal servirá, en todo caso, para "completar" las pruebas. En este caso, sostiene Fuentes-Pila, "la entrevista no valió para completar el proceso selectivo, sino que una prueba subjetiva de ese calibre supuso casi el 75 por ciento del total".

Para el regionalistas, este tipo de actuaciones, además de "alejarse de los principios que deberían regir toda contratación pública", dejan a los ciudadanos en una situación "de indefensión", ya que su única alternativa es "embarcarse en un proceso judicial".

Por todo ello, ha pedido al alcalde que "explique con detalle cómo se procedió a la contratación" del jefe de tráfico y que valore la "anulación" del procedimiento para iniciarlo de nuevo y contratar a "quien se lo merezca por méritos acreditados y no por la opinión de las tres personas que compusieron el tribunal". "Estoy seguro de que si las cosas se hacen como hay que hacerlas no serán sólo once personas las que se presenten a las pruebas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.