El grupo municipal de Chunta Aragonesista (CHA) en el Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado enmiendas al proyecto de presupuestos de 2013 por importe de 2,2 millones de euros para ayudas al alquiler y la rehabilitación de viviendas.

Esta cuantía saldría del Plan contra la exclusión social, que tiene un partida global de 5 millones de euros, y otras dotaciones de la sección de rehabilitación del área de Urbanismo.

La finalidad es evitar el riesgo de exclusión social de muchas familias tras detectar que "la mayoría de los afectados por desahucios están en régimen de alquiler y no han tenido vivienda en propiedad", ha explicado el portavoz del grupo municipal de CHA, Juan Martín.

Con estas enmiendas se pretende "proteger al arrendatario de la vivienda" ha apuntado el concejal de CHA, Carmelo Asensio, en rueda de prensa para estimar que se podrían beneficiar unas mil personas.

Del total de 2,2 millones de euros, 1,5 millones se destinarían a crear un fondo de ayuda al alquiler para evitar o paliar las situaciones de desahucios y se otorgaría un máximo de 600 euros mensuales condicionado a que no supere el 30 por ciento de los ingresos de la familia beneficiada.

En estos 1,5 millones de euros también se incluiría una partida nueva para atender gastos derivados de la instalación de una familia en una nueva vivienda, como los avales, y otros pagos como la luz o el gas o el teléfono.

Esta partida para afrontar gastos iniciales "es novedosa" ha subrayado Martín para indicar que una persona cuando entra en una vivienda tras salir de la anterior por un desahucio tiene que hacer frente a una serie de gastos que "además como suelen ser morosos, hay compañías que utilizan los registros de morosos y tienen dificultades para accede a estos servicios básicos".

Además, se contemplaría una reserva de vivienda social para el realojo urgente ante situaciones en las que "se precisa de una intervención para que nadie se quede en la calle", ha precisado Carmelo Asensio.

REHABILITACIÓN

Los otros 1,7 millones de euros de las enmiendas de CHA al presupuesto municipal se centran en la rehabilitación. Así, proponen destinar 700.000 euros a la rehabilitación de vivienda en zonas del Área de Rehabilitación Integral (ARI) para mejoras de eficiencia energética.

Otra partida de 100.000 euros sería para el inicio del estudio del proyecto de recuperación de los dos edificios de la Imprenta Blasco que además de albergar entre 15 y 20 viviendas contaría con un Centro de Interpretación del Libro y la Imprenta. Esta dotación se completaría con 600.000 euros en partidas plurianuales durante tres años.

La eliminación de barreras arquitectónicas en viviendas contaría con una línea de ayudas de 200.000 euros y la misma cuantía se invertiría en el acondicionamiento de espacios públicos para mejora de la eficiencia energética. El medio millón de euros restante proponen invertirlo en rehabilitación de viviendas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.