El Grupo de Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la Guardia Civil de Cantabria se ha hecho cargo de siete artefactos explosivos y una espoleta de proyectil, posiblemente procedentes de la Guerra Civil española, que un vecino de la Hermandad de Campoo de Suso guardaba en su domicilio.

En concreto, el hombre estaba en posesión de un proyectil de artillería, cuatro granadas de mortero y tres de mano, todas ellas en estado inerte. Algunas de las piezas presentaban señales "graves" de manipulación que podían haber tenido consecuencias "impredecibles" para quien la realizó, según ha informado el Instituto armado.

A raíz de este hecho, la Guardia Civil ha advertido el "serio peligro" que entrañan este tipo de artefactos y su manipulación, aún con aspecto de viejo y oxidado, tanto para quien los manipula como las personas que están a su alrededor.

Por ello insta a comunicar al cuartel más próximo la existencia de estos artefactos, que pueden estar depositados en domicilios ú otros lugares como piezas ornamentales, por haber sido encontrados ó por haber pasado de padres a hijos, y recomienda no moverlos, trasladarlos o manipularlos, para que sean los TEDAX los que se hagan cargo de ellos.

Y es qiue, según la Guardia Civil, en ocasiones estos artefactos han sido golpeados y manipulados por manos "inexpertas", lo que entraña un "gravísimo peligro" para la integridad de las personas.

Más de 60

Intervenciones en cinco años

Desde el año 2008, los efectivos del GEDEX de la Guardia Civil de Cantabria han realizado más de 60 intervenciones por el hallazgo de este tipo de artefactos, siendo más del 70% de ellas con proyectiles, granadas y una bomba de aviación, que aun procediendo de la Guerra Civil, conservaban la carga y su potencial destructivo.

Los artefactos han aparecido en obras públicas o privadas al realizar excavaciones, en obras en casas, donde habían sido depositadas por antepasados, o almacenadas en domicilios. También se han dado casos de personas que, tras su hallazgo, las han llevado personalmente al cuartel la Guardia Civil, con el consiguiente peligro.

Por ello, y ante el hallazgo de un artefacto de este tipo, el Instituto armado recomienda no tocarlo ni moverlo, este tipo de artefactos, señalizarlo si es posible y avisar a las fuerzas de seguridad. Una vez que los TEDAX se hagan cargo del mismo podrán destruirlo 'in sutu', si las condiciones lo permiten, o trasladarlo a un lugar seguro donde realizarán esta maniobra.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.