El vicepresidente de la Sociedad Nuclear Española y director general de Iberdrola Generación Nuclear, Francisco José López García, ha subrayado que la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) "mantendrá todas las opciones que tenga en su mano" mientras que el Gobierno no dicte una autorización de 'pre-desmantelamiento'.

En rueda de prensa con motivo de la Asamblea anual de la SNE en la que previsiblemente saldrá elegido presidente de la entidad para los dos próximos años, López ha precisado que cuando la licencia de Garoña expire en julio se necesitaría una nueva autorización y que, en ese sentido, la última palabra es del Gobierno.

Así, ha dicho que si la nueva autorización es de pre-desmantelamiento, entonces "será muy difícil volver atrás" porque ya no serán las mismas condiciones que las de operación. "La situación será mucho más irreversible. Pero la última palabra es del Ministerio (de Industria, Energía y Turismo), que es el que tiene el poder de extender la licencia", ha apostillado.

Concretamente, López ha manifestado que el problema de Santa María de Garoña es de "viabilidad económica" aunque de momento puede seguir operando hasta el 6 de julio de 2013.

En este contexto, ha destacado que Garoña está haciendo un "ejercicio de transparencia y comunicación tremendo" porque la dirección ha tratado de explicar su situación para lo que se ha reunido con las autoridades locales, autonómicas y nacionales. Además, ha elogiado su "ejemplo de responsabilidad hacia sus trabajadores" y todas las personas que componen la empresa.

De este modo, ha insistido en que el problema es que tiene que pagar más de 150 millones de euros en impuestos por la descarga del núcleo. "Lo que quiere el titular es salvaguardar todos los intereses de los accionistas, del publico y de sus trabajadores. Para nada creo que pretenda un pulso al Gobierno", ha añadido.

De este modo, ha lanzado una crítica velada al Gobierno ya que ha apuntado que el departamento que dirige José Manuel Soria dice que quiere encontrar una salida a la planta burgalesa pero para ello se necesitaría modificar una ley, algo que lleva un plazo. "No parece que vaya a dar tiempo antes de julio", ha reconocido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.