La Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Andalucía (ACTA), tras poner de manifiesto la "relevancia" del Centro Andaluz de Teatro como "proyecto emblemático" para las artes escénicas andaluzas, se ha referido "a la obvia necesidad, habida cuenta de sus desmesurados presupuestos y ausencia de actividad en esta última etapa, de adaptación a la austera realidad que compañías y profesionales atraviesan".

En un comunicado, y tras las reacciones aparecidas en prensa a la noticia de la desaparición del Centro Andaluz de Teatro, ACTA subraya la "importancia" del CAT como "buque insignia" de las artes escénicas andaluzas, en todas sus vertientes, desde las producciones hasta la promoción de nuestros nuevos dramaturgos —Premio Miguel Romero Esteo, dirigido a jóvenes dramaturgos andaluces, cuyos textos son posteriormente puestos en escena—.

Pero, prosigue, "lamentablemente", esta función de promoción de la cultura escénica de Andalucía "se ha visto ensombrecida por una última etapa, que consideramos totalmente fuera de lugar, por la envergadura de sus producciones y su escasa distribución, cuestiones éstas que siempre hemos trasladado a sus responsables y al sector".

De este modo, la Asociación expresa su "deseo" de que el descenso de la actividad, llegando casi a la desaparición de los últimos meses, "pueda ser debido a un posible replanteamiento, una nueva orientación en sus objetivos y fines". "Así nos fue confirmado cuando, tras conocer que el último director del CAT —Francisco Ortuño— había finalizado su contrato y que la dirección no iba a ser ocupada, se consultó por el rumbo del proyecto", añaden en este sentido.

Así, ACTA considera que el Centro Andaluz de Teatro, ahora más que nunca, "debería significar un refuerzo para las compañías", y señala que "entre sus prioridades deberían figurar mirar y trabajar desde y para el sector", con un objetivo común, "el ciudadano, la razón de ser de la puesta en escena". Y añade: "Todas las partes implicadas tenemos el deber de complementarnos, generar un nuevo tejido, sólido y estable, pero en todas sus ramificaciones".

Por tanto, continúa, "es nuestro deseo desde ACTA que ese nuevo replanteamiento estructural y de objetivos que se va a aplicar en el CAT se haga extensible al resto de las estructuras de la Consejería, y especialmente a su Agencia, ya que, lamentablemente, tenemos que admitir que a veces sentimos que trabajan de espalda a la realidad que atraviesa el sector privado". Además, "el que caminemos de la mano, comienza a ser una necesidad urgente, pero de forma equilibrada, con una gestión realista y eficaz, todo ello desde el buen entendimiento con todas las partes que formamos el sector de las artes escénicas andaluzas".

Por todo lo señalado, desde ACTA dejan constancia de "su confianza en que no se dejará morir al CAT —como ha sido confirmado desde dentro de la Consejería—", y que esta nueva coyuntura "será aprovechada para transformarlo en un motor de fortalecimiento y acompañamiento de un sector que pelea por su subsistencia".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.