El periodista Enrique García Gordillo (Sevilla, 1950) ha mostrado su "tremenda alegría" y su "emoción" por el hecho de que el Consejo de Gobierno de la Junta andaluza haya aprobado concederle la Medalla de Andalucía; en este sentido, se ha congratulado de la distinción hacia su persona, "un periodista que siempre ha tenido dos compromisos en su vida, con el periodismo en sí y con Andalucía, mi tierra".

En declaraciones a Europa Press, García ha incidido en la "gran dedicación y esfuerzo" dedicado desde su trabajo, que le llevó a ser el primer portavoz de la Junta, en una actividad "indisolublemente ligada al futuro, problemas y compromiso con Andalucía, algo que siempre ha sido así desde mis comienzos en la radio, mi medio por excelencia". A pesar de ello, ha explicado que "el periodismo te compensa rápidamente y te da fuerzas para seguir".

Recuerda su etapa en la administración autonómica, a la que llegó a finales de la década de los 70, en plena Transición, como "los tiempos en los que se construiría la autonomía y donde, después de las primeras elecciones municipales, quedaba por delante el camino de la conquista autonómica". "Consiguieron un patrimonio político que hoy sigue vigente, el de equiparar a Andalucía al resto de comunidades autónomas, algo de lo que cualquier andaluz de hoy es heredero", ha subrayado.

"Era un periodo muy convulso y difícil, pero distinto, porque todos los andaluces teníamos claro que lo primero que había que hacer era conquistar la libertad, y ahí confluíamos todos y había complicidad", ha señalado, resaltando que los periodistas de su generación fueron "afortunados por poder contar esto y participar activamente en que fuera posible".

Así, García, que inició su trayectoria profesional en la emisora sevillana La Voz del Guadalquivir y creó en 1976 el primer informativo regional radiofónico en la Cadena SER, rememora "cómo me metía en el coche del presidente Rafael Escuredo para recorrernos Andalucía arriba y abajo". Con posterioridad, en 2011 fue nombrado por unanimidad Socio de Honor de la Federación Andaluza de Asociaciones de la Prensa (FAAP).

Por último, el periodista ha expresado su deseo de que la Medalla de Andalucía fuera también interpretada como un respaldo al sector periodístico, siendo uno de sus motivos de alegría, "por el que me siento especialmente gratificado", que el galardón le llegue a través de su condición profesional.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.