El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha destacado la "sensibilidad" de las Administraciones públicas con las personas que sufren las consecuencias de la crisis y "especialmente" con los que han perdido su vivienda por una ejecución hipotecaria, según ha indicado durante la entrega de 28 viviendas que pertenecen al Programa Extraordinario de Alquiler de Interés Social.

La entrega de las viviendas, que se ha producido este lunes en el CdT de Valencia, ha contado también con la presencia de la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana, y la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig.

Fabra ha indicado que la Generalitat y los ayuntamientos "estarán ahí, porque vosotros —los futuros inquilinos— sois la justificación de nuestro trabajo diario". "Habéis conseguido, lo he visto cuando moviáis las llaves de la vivienda, una esperanza, una ilusión y esa debe ser lo que nos motive todos los días a trabajar", ha destacado durante su discurso ante las familias que hoy estrenan nueva casa.

El presidente espera que "los cientos de personas que están sufriendo como vosotros puedan tener la esperanza, algún día que espero que no tarde mucho, de poder mover unas llaves y ver como tienen ese techo".

El jefe del Consell ha insistido en que la Administración está para servir a personas con dificultades y para estar "con los que más sufren y que son más vulnerables". "Ellos son la justificación del trabajo diario que se hace desde la Administración", ha añadido. En esta línea ha dicho de forma tajante que "los políticos que no quieren esto, fuera, porque si para algo está la política es para servir a personas que necesitan ayuda y que precisan la atención y la sensibilidad de los que nos dedicamos a lo público".

El alcalde de Xirivella, Enrique Ortí, que ha hablado como portavoz de los municipios en los que están ubicadas estas 28 viviendas, ha resaltado el "compromiso social" del Gobierno valenciano con las personas porque "las Administraciones públicas deben trabajar de manera conjunta".

Ortí ha destacado el "esfuerzo" de la Generalitat para "evitar la exclusión social". En esta línea, ha apuntado que los ayuntamientos son los primeros en conocer las "urgencias y las necesidades" de los ciudadanos. Al mismo tiempo ha indicado que "queda mucho por hacer y el camino es la colaboración entre las administraciones".

Más de 16.000

Viviendas del parque de viviendas público

Por su parte, la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha recordado que el parque de viviendas públicas valenciano es de más de 16.000 en toda la Comunitat. La consellera ha apuntando que se está haciendo una auditoría de todas ellas para ponerlas a disposición de los ciudadanos en las mejores condiciones.

Para ello se destinarán 5,5 millones de euros para su rehabilitación y reforma en el caso de que sea necesario. En este punto, Bonig ha pedido a las familias adjudicatarias que "cuiden las viviendas porque son de todos". "Es cierto que la inmensa mayoría lo hace, pero hay otras que no las cuidan y las rompen, con el consiguiente gasto que genera para la Administración", ha explicado.

La consellera ha sido preguntada por la mujer que este lunes se quemó a lo bonzo en un entidad bancaria de Almassora (Castellón). "Esta noticia no gusta a nadie y se da como consecuencia de una situación muy complicada que viven muchas personas en España. La Generalitat ya ha preguntado al alcalde del municipio", ha apuntado.

Bonig ha indicado que la víctima que sufre quemaduras en casi la mitad del cuerpo, una persona con patrimonio, pero como consecuencia de la crisis económica, "se ha visto abocada a esta situación de total desesperación". "La Generalitat puede poner toda la maquinaria de la Administración al servicio de los más necesitados", ha recalcado.

La Generalitat espera entregar antes de que acabe el mes de febrero un total de 78 viviendas en régimen de alquiler social, según ha indicado la directora general del Ivvsa, Inmaculada García, ha apuntado que el objetivo es entregar 166 viviendas más dentro de este programa en el primer semestre.

Para lograrlo, Infraestructuras ha contactado con más de 58 municipios para que se adhieran al programa, como ya ha hecho Bankia que ha puesto a disposición de la Generalitat 300 viviendas para alquiler social. Gracias a este programa, en la Comunitat se han entregado un total de 102 viviendas del Ivvsa, de las que 30 han sido para familias afectadas por una ejecución hipotecaria, y otras 1.430 de la Red Alquila (de propietarios privados) de las que cuatro de ellas se han destinado a familias afectadas por desahucios.

El precio máximo de alquiler de una vivienda del Ivvsa es de 150 euros al mes, aunque según ha explicado la directora general "el 80 por ciento de las familias no paga más de 100 euros, además muchas cuentan con bonificaciones del 90 por ciento". Las viviendas de Bankia también tiene un máximo de 150 euros/mes, mientras que las de la Red Alquila es del doble.

Consulta aquí más noticias de Valencia.