El Banco Español de Algas (BEA), ubicado en Telde (Gran Canaria), pasará a denominarse Guillermo García-Blairsy Reina, nombre de su fundador que recientemente ha fallecido.

Para cambiar el nombre del BEA por el del ya fallecido investigador de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), se descubrirá el jueves, 21 de febrero, a las 13.00 horas, una placa en las instalaciones que se encuentran en el Muelle de Taliarte, según informó la ULPGC en nota de prensa.

En el acto estarán presentes los hijos del investigador y sus familiares, que estarán acompañados por el rector de la ULPGC, José Regidor, así como por el director general de Investigación Científica y Técnica del Ministerio de Economía y Competitividad, Juan María Vázquez Rojas, y el director del BEA, Bruno Berheide.

El BEA fue inaugurado en septiembre de 2011 por la entonces ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, junto a Regidor y el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero. En cuanto a su trabajo investigador se centra en un servicio del Centro de Biotecnología Marina (CBM) de la ULPGC, que se ha consolidado como referente para todos los que trabajan, ya sea en la investigación o en otros ámbitos, en el entorno del mundo de las microalgas y cianobacterias.

Los objetivos del BEA son el aislamiento, identificación, caracterización, conservación y suministro de microalgas y cianobacterias, así como ser un servicio que facilite el desarrollo de un nuevo sector bioindustrial basado en el cultivo y aplicaciones de las microalgas. En el BEA se conservan cepas de regiones tropicales y subtropicales, en particular de la región macaronésica.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.