Duran, Pujol y Mas
Josep Antoni Duran Lleida, Jordi Pujol y Artur Mas durante una ejecutiva de CiU ACN

La ejecutiva de CiU ha negado hoy de forma tajante que haya espionaje interno dentro de la federación y que algunos dirigentes fuesen investigados por otros, y ha pedido la comparecencia del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sánz, ante la comisión de gastos reservados del Congreso para explicar si hay "guerra sucia".

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva de CiU, su secretario general, Josep Antoni Duran Lleida, ha afirmado que hay "un nexo" entre el espionaje sufrido por Jordi Pujol Ferrusola en 2010 a cargo de la agencia de detectives Método 3 con la denuncia presentada años más tarde por Alicia Sánchez-Camacho (PPC) y la filtración periodística dada a conocer en plena campaña electoral de 2012.

En esta "filtración" periodística se vinculaba a determinados dirigentes de CiU y sus familias con supuestas cuentas bancarias en Suiza, y se citaba como fuente un supuesto informe policial de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF).

"Es evidente que hay hechos extraños, y por esto voy a pedir hoy mismo en un escrito la comparecencia del director del CNI, porque hay una cierta vinculación", y CiU sospecha que podría tratarse de "guerra sucia" para perjudicar su campaña electoral, ha añadido.

Duran ha recordado, en este punto, que la agencia Método 3, a la que se atribuyen muchos de los casos de espionaje encargados por diversos partidos, "ha trabajado muchas veces para los servicios de inteligencia del Estado español".

Quiero que el director del CNI explique los trabajos encargados a Método 3"Al menos esto es lo que he leído -ha matizado-, razón por la que pido que comparezca el director del CNI, a fin de que explique los trabajos encargados por esta agencia, y si guardan relación con Cataluña o con dirigentes políticos o empresariales".

Ha agregado que aunque el PP podría utilizar su mayoría absoluta para vetar la comparecencia, está seguro de que no se opondrá ya que le extrañaría "mucho que un partido que dice estar tan escandalizado por el espionaje no quiera esclarecer la verdad".

Según Duran, la hipótesis de CiU es que, más que querer entorpecer el proceso soberanista de Cataluña con asuntos de corrupción y espionaje, "ha habido guerra sucia" por motivos electorales, si bien su formación cree que mientras que "el Estado español no resuelva el problema catalán no habrá solución" a los principales problemas.

Niega el espionaje interno

Duran también se ha referido a las noticias que indican que uno o varios dirigentes de CDC podían haber encargado informes sobre el actual conseller de Empresa y Ocupación, Felip Puig (CDC), y también la democristiana y actual vicepresidenta del Govern, Joana Ortega.

"UDC nunca ha contratado a una agencia de detectives para espiar a otra fuerza política, ni para ninguna otra finalidad, y CDC tampoco lo ha hecho", ha recalcado, por lo que podría haber "una voluntad de buscar complicaciones dentro de CiU, y de enfrentar a teóricos 'espiadores' y espiados".

Duran ha considerado que se está "ante una situación de extrema gravedad, y si es verdad lo que se está diciendo, supone un atentado al Estado de derecho, y una vulneración de derechos de los ciudadanos", por lo que ha reclamado "agilidad a la justicia y que esta cuente con los refuerzos que haga falta".

En su opinión, si hasta ahora solo ha investigado la Policía Nacional y no los Mossos d'Esquadra puede ser debido a que la única denuncia que hay en sede judicial es la presentada por Alicia Sánchez-Camacho (PPC), y esta la interpuso ante la policía estatal y no la autonómica.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.