PNV-EA ganaría elecciones vascas sin mayoría absoluta-sondeos
Reuters Reuters

El sondeo difundido por Antena 3 y realizado por la empresa TNS Demoscopia atribuyó al PNV-EA el 39,9 por ciento de los votos y entre 31 y 33 escaños.

Otro sondeo difundido por ETB y realizado por Ipsos Eco-consulting le asignó el 40,3% de los sufragios y entre 30 y 33 escaños, mientras que el realizado por el Instituto Opina para El País le atribuye el 42% de apoyo y los mismos escaños.

EB-IU, el socio de gobierno del PNV-EA, habría obtenido el 6,1% de los votos y entre 3 y 4 escaños, según el sondeo de Antena 3, casi los mismos resultados que le atribuye ETB, por lo que el actual tripartito vasco no conseguiría la mayoría absoluta de 38 diputados.

Los tres sondeos coinciden en señalar que EHAK entraría con fuerza en el Parlamento vasco, con alrededor de un 11% de apoyo y entre 7 y 8 escaños según Antena 3 y ETB, mientras que la SER disminuye los votos hacia esta formación hasta el 7% y entre 5-6 escaños.

Batasuna, que obtuvo un 10 por ciento de apoyo en las elecciones de 2001, ha apoyado durante la campaña al Partido Comunista de las Tierras Vascas con la esperanza de que la plataforma creada hace dos años pueda obtener algunos de los siete escaños que ganó Batasuna en los pasados comicios.

Todos los sondeos reflejan que el PSE se convertiría en la segunda fuerza política del País Vasco. Según Antena 3 se haría con el 18,9% de los votos y entre 15 y 17 escaños, aunque ETB le asigna el 22,5% de los votos y entre 17 y 19. El sondeo de El País le da el 21,5% de los votos, 17-18 escaños.

El PP bajaría levemente con el 18,2% de los sufragios, entre 14 y 16 escaños, según Antena 3, mientras que ETB le otorga el 16,2% de los votos y entre 13 y 15 escaños y El País el 16% de los sufragios, 14-15 escaños.

DISMINUYE LA PARTICIPACIÓN

El 66% de los ciudadanos de la Comunidad Autónoma Vasca con derecho a voto habían acudido a las urnas, según datos facilitados por la viceconsejera de Interior, Pilar Martínez, en base a datos de participación ofrecidos a las 19:00 horas. Hace cuatro años la participación fue del 79,90.

Los comicios, en los que se eligen a los 75 diputados de la cámara autonómica y que se convocaron anticipadamente después de que el Congreso rechazara el plan soberanista del 'lehendakari', Juan José Ibarretxe, se han considerado como un barómetro del sentimiento de la ciudadanía ante dicho plan y también ante la violencia.

Con la ausencia de Batasuna, el PNV y sus socios de coalición parecían dispuestos a ganar los votos de la izquierda 'abertzale' y obtener por tanto una mayoría absoluta, aunque esas esperanzas comenzaron a esfumarse cuando Batasuna apoyó a EHAK.

Tras conocerse los primeros resultados de los sondeos, los líderes políticos comenzaron a ofrecer declaraciones.

Carmelo Barrio, secretario general del PP en el País Vasco aseguró que 'ETA y Batasuna han estado presentes en estas elecciones por la falta de actuación y la desidia del señor (presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez) Zapatero y del gobierno del Partido Socialista', y las definió como 'un verdadero retroceso democrático'.

Por su parte, el portavoz del PSE, Rodolfo Ares, mostró su satisfacción con los resultados.

'Los datos ponen de manifiesto que la ciudadanía ha apostado por el dialogo, por el acuerdo que proponíamos los socialistas, que hay una corriente de fondo en la sociedad vasca que apuesta por el cambio en Euskadi'.

EHAK, registrada como formación política en 2002 poco antes de la ilegalización de Batasuna, se ofreció el pasado uno de abril a asumir el compromiso de la listas de Aukera Guztiak tras conocerse su anulación por el Tribunal Constitucional.

El Gobierno central decidió no ilegalizar EHAK al considerar que no existían elementos para ello.

/Por Raquel Castillo/