Rubalcaba quiere una unidad anticorrupción y que las empresas no financien partidos

  • Esa unidad iría destinada a vigilar a políticos y cargos públicos.
  • La Audiencia Nacional sería la competente para investigar los casos de corrupción.
  • Estaría compuesta por "hombres de negro incorruptibles" que entren por sorpresa en los despachos de los cargos públicos.
  • Además, Rubalcaba propone que las empresas implicadas en casos de financiación irregular no puedan contratar con la administración.
  • El PP recibió 370 millones en subvenciones y solicitó otros 60 en préstamos entre 2008 y 2011.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en la clausura del VII Congreso del PSE-EE en Bilbao.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en la clausura del VII Congreso del PSE-EE en Bilbao.
EFE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto este domingo una serie de medidas para prevenir la corrupción, entre ellas crear una unidad anticorrupción que vigile a los políticos, que las empresas no puedan dar dinero a los partidos políticos y que las implicadas en casos de financiación irregular no puedan contratar con la administración.

Respecto a la primera propuesta, el líder del PSOE se ha referido a la creación de una unidad de asuntos internos del Estado compuesta por "hombres de negro incorruptibles" que puedan entrar por sorpresa en los despachos de los cargos públicos.

Vigilaría, por tanto, el comportamiento de los responsables públicos y de los funcionarios públicos de ministerios, organismos y empresas públicas, con competencias también en el ámbito de las corporaciones locales.

Además, debería tener capacidad de actuación directa en todo el sector público del Estado y también en las Administraciones Locales y gozaría de autonomía funcional, aunque dependería orgánicamente de la Vicepresidencia del Gobierno. Dispondría de un personal cualificado suficiente, llevaría a cabo sus actividades de acuerdo con un plan anual que incluiría actuaciones programadas, aleatorias y derivadas de denuncias previas.

Por último, podría relacionarse directamente con la Fiscalía, con la Agencia Tributaria o con la Oficina de Conflictos de Intereses, y tendría competencias en todas las Comunidades Autónomas tras la firma de los correspondientes acuerdos de colaboración.

El líder del PSOE ha expuesto estas medidas en su intervención en la clausura del Congreso del PSE en el Palacio Euskalduna de Bilbao. En su opinión, urge poner en marcha actuaciones como estas al alertar de que "la mezcla de corrupción y crisis es mortal para el sistema democrático".

Fin a las donaciones a partidos

Sobre la propuesta de prohibir a las empresas hacer donaciones a los partidos políticos, fuentes del PSOE opinan que eliminaría las "sospechas" y los "recelos" que estas ayudas despiertan en los ciudadanos.

Recuerdan que las donaciones por parte de personas individuales pueden responder a una identificación ideológica, pero no así las donaciones de las empresas, que responden a intereses.

Por ello, el PSOE considera que su prohibición dejaría "negro sobre blanco" la financiación de los partidos y permitiría deducir que todo gasto que exceda la financiación pública o individual acreditada responde a una financiación ilegal.

El dirigente socialista ha justificado esta propuesta en que el cambio que se acometió en la ley para que las donaciones fueran más transparentes "no ha funcionado". Por ello, ha defendido "ir más allá" y que directamente se prohíba dar dinero a los partidos, "ni privado, ni público, ni transparente, ni no transparente". "Que las empresas se dediquen a los suyo y no pongan un euro a los partidos", ha zanjado.

Competencias de la Audiencia Nacional

Otra propuesta de Rubalcaba es el traspaso a la Audiencia Nacional de la competencia para investigar y enjuiciar todos los delitos relacionados con la corrupción política. Se trata de delitos como la prevaricación, el cohecho, la apropiación indebida, la malversación de caudales públicos, el tráfico de influencias o los delitos urbanísticos, cometidos por cargos públicos en cualquier punto del territorio nacional.

A juicio del PSOE, las tramas de corrupción pueden actuar de forma simultánea en varios puntos de España y ante distintas administraciones públicas, lo que origina una "fragmentación artificial" de las actuaciones judiciales que, en ocasiones, llega a impedir el conocimiento real de los "complejos circuitos" de la corrupción.

Además, según los socialistas, los jueces pueden verse presionados por el entorno social y geográfico que, aunque no es capaz de violar su independencia, sí puede trasladar la sensación de que los implicados pueden eludir sus responsabilidades.

Las fuentes consultadas destacan que la Audiencia Nacional se ha especializado en la instrucción y juicio de delitos de alto contenido económico y goza de una "justificada fama de independencia y libertad de actuación".

La competencia de la Audiencia Nacional permitiría además, según el PSOE, el establecimiento de una doctrina unánime con la que enjuiciar todos los casos que se resuelvan ante ella, de forma que no se produzcan resoluciones divergentes para supuestos que los ciudadanos estiman idénticos.

La publicación de las declaraciones de Rajoy

Respecto a la publicación en la página web de la Moncloa de las ganancias de Rajoy, lo ha visto insuficiente, al considerar que lo imperioso es que el PP dé a conocer cuál fue su financiación durante los 20 años en que Bárcenas estuvo al cargo de las cuentas del partido. "El tema es que han hecho con la financiación irregular", ha acusado al PP.

Rubalcaba ha advertido de que la crisis "política y moral" que afecta al PP solo se empezará a solucionar cuando la gente "sepa qué ha pasado con los dineros de Bárcenas". "Se trata de que digan la verdad de lo que hicieron", ha insistido.

Rubalcaba ha ahondado en que los populares están inmersos en un "caso de corrupción gravísimo" y que el caso Bárcenas no es más que una parte de la trama Gürtel que apunta "al propio núcleo del PP". En el "corazón" de esta trama, también ha situado a Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato, al que también ha emplazado a que publique sus cuentas.

Reforma laboral

Por otro lado, coincidiendo con el primer aniversario de la aprobación de la reforma laboral, Rubalcaba ha afirmado que lo primero que hará su partido cuando vuelva al poder será derogarla, al asegurar que ha sido "nefasta" por abaratar el despido y dejar sin convenio a dos millones de trabajadores.

El líder socialista ha hecho hincapié en que la reforma aprobada por Mariano Rajoy nada más llegar al poder, lejos de crear empleo, ha contribuido a que haya un millón más de parados, "ha castigado" a los ciudadanos y ha hecho "estragos" en el mercado laboral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento