Antonio Muñoz Molina
El autor Antonio Muñoz Molina. Esteban Cobo / EFE

Varios artistas y escritores han reclamado al autor Antonio Muñoz Molina que no acuda a recibir el Premio Jerusalén, el próximo 10 de febrero. A través de una carta abierta, piden que no legitime de esta forma "la ocupación y Apartheid en Palestina".

La libertad individual que se pretende homenajear entra en total contradicción con las políticas israelíes de 'Apartheid' Firmada por el autor de Indignaos y co-autor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, Stéphane Hessel; el cantante de Pink Floyd, Roger Waters; el director de cine Ken Loach; el escritor y dramaturgo John Berger; el escritor y columnista Luis García Montero; la activista norteamericana Alice Walker; el guionista británico Paul Laverty y el poeta surafricano Breyten Breytenbach, la carta califica a la Municipalidad de Jerusalén, que patrocina el galardón, de "cerebro e instrumento de la colonización ilegal de Jerusalén Oriental".  

Así, defienden que el alcalde de Jerusalén, que auspiciará la ceremonia de entrega del galardón, dotado con 10.000 euros, es "responsable del diseño y desarrollo de uno de los sistemas de Apartheid urbano más crueles del mundo, de la demolición ilegal de casas, confiscación arbitraria de propiedades, supresión sostenida y sistemática del desarrollo económico, social y cultural en los barrios palestinos".

Por ello, los firmantes sostienen que el concepto de "libertad individual en la sociedad que el Premio pretende homenajear entra en total contradicción con las políticas israelíes de Apartheid, que eliminan de facto cualquier tipo de libertad". Se refieren, principalmente, a la Franja de Gaza, "que no es más que una cárcel a cielo abierto".  

Mientras los autores de la carta solicitan a Muñoz Molina que "reconsidere su posición y renuncie al Premio Jerusalén, tal como indicó el movimiento global de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el Apartheid israelí", el escritor ha manifestado, en respuesta a peticiones similares de otras organizaciones, que recogería el premio porque elegía estar "de parte de las personas y organizaciones israelíes que militan a favor de la paz en vez de boicotear un pueblo entero".

Muñoz Molina insistió este martes en que viajará a Israel a recoger el Premio literario Jerusalén. "No siento menos simpatía por los derechos de los palestinos que los firmantes de la carta", afirma. Y recalcó que "también estoy con los israelíes que quieren vivir en paz y seguridad en su país y que ejercen en él un espíritu crítico y una dignidad civil para mí ejemplares".