La Fiscalía de Área de Gijón solicita la condena de dos acusados de un delito de tráfico de drogas en Gijón. Para uno solicita cinco años de prisión y para el otro cuatro, por un asunto relativo a la recepción en el aeropuerto de Barajas (Madrid) de un paquete procedente de Uruguay con cocaína en su interior y que se entregó bajo vigilancia policial en Gijón

La vista oral está señalada para este miércoles 6 de febrero de 2012 en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, a las 10.30 horas.

El Ministerio Público sostiene que, el 18 de enero de 2011, procedente de Tatariras (Uruguay), fue depositado en el Depósito Temporal de Correos del Aeropuerto de Barajas un paquete con peso declarado de 198 gramos que contenía una sustancia que, que tras el análisis efectuado, resulto ser cocaína. El interior del mismo tenía a su vez cuatro bolsas herméticas, con 49 gramos de la misma sustancia dos de ellas y con 50 gramos las otras dos. Previa autorización judicial para su entrega vigilada, fue llevado a Gijón.

En el paquete, y como destinatario inmediato, constaban los datos y dirección del acusado, A. C. C., nacido en 1977 y domiciliado en Gijón, quien el 21 de enero de 2011, se personó en la Oficina de Correos del Centro Comercial Los Fresnos y se hizo cargo del cargo del mismo.

La Fiscalía sostiene que el acusado A. C. C. actuaba de común acuerdo con el otro acusado, J. C. P., en relación con la procedencia y contenido del paquete, y que su finalidad era destinar la cocaína a su distribución o venta a terceras personas.

En el registro practicado en el domicilio de A. C. C. se localizaron nueve botes grandes y un pequeño con cogollos de marihuana con un peso de 1.359,36 gramos, procedentes de una plantación que él mismo realizaba, acción que no consta que fuera conocida esta por el otro acusado.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública del artículo 368 del Código Penal, relativo a sustancias que causan grave daño a la salud), en relación con el 374 y 377, y solicita que se condene al acusado A. C. C. a cinco años de prisión y multa de 30.000 euros, con responsabilidad personal subsidiaria de un día de prisión por cada 100 euros impagados.

Y al acusado J. C. P., le pide cuatro años de prisión y multa de 30.000 euros, con responsabilidad personal subsidiaria de un día de prisión por cada 100 euros impagados. Se pide igualmente el pago de las costas procesales.

Consulta aquí más noticias de Asturias.