El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha dicho en el Pleno de la Cámara que no mantener el descuento del 50 por ciento en los precios de los billetes de avión entre la Península y las islas colocará al archipiélago "fuera del mapa". "Sería inimaginable que se alterase a la baja este descuento", recalcó.

En respuesta a una pregunta de la diputada Dolores Padrón (PSC-PSOE), Paulino Rivero ha señalado que en los últimos 15 años Canarias "no ha estado tan aislada como ahora", entre otros motivos, por la desaparición de Spanair, el proceso de reconversión de Iberia, y el encarecimiento de las operaciones en los aeropuertos y de los precios de billetes de avión entre la Península y el archipiélago.

Rivero ha hecho hincapié en que Canarias tiene que "pelear" porque el transporte intermodal cueste lo mismo de media que en la Península, pues permitirá "garantizar la cohesión territorial del Estado y los derechos de los canarios".

Para el presidente canario la solución pasa por la aplicación de la Ley de Acompañamiento porque "no se podrá garantizar unas comunicaciones fluidas, con frecuencias adecuadas y precios razonables si no se activa la declaración de OSP en los tráficos entre Península y Canarias, que permite fijar trayectos, tipos de aviones y precios máximos". "No hay otra salida", subrayó.