Unos 200 trabajadores del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac) se han concentrado este martes ante este centro, donde han escenificado su rechazo a los recortes con una performance que terminó con un muñeco de cartón con la cara del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, colgado desde un balcón.

Durante la protesta, que terminó ocupando el vestíbulo de la Gerencia y reclamando el mantenimiento de un sistema sanitario, los trabajadores han seguido, en medio de una cacerolada, el discurso de un presidente de la Xunta de cartón. Mientras, alzaban gritos como "la sanidad pública no se vende, se defiende" o "menos asesores, más trabajadores".

Asimismo, en la concentración, que se realizó coincidiendo con el encierro de 24 horas que mantienen en el centro, los trabajadores sanitarios han portado pancartas con los lemas 'El pueblo sin servicio para los ricos beneficios' o 'Sanidad pública es gratuita'.

En declaraciones a los medios, la portavoz de la junta de personal del área sanitaria de A Coruña, María Seijo, de CIG-Saúde, ha denunciado que los recortes están abocando a un "deterioro brutal" de la sanidad pública. "No lo vamos a permitir ", ha apostillado

Cadena humana

Seijo ha llamado a la movilización para "evitar que hundan un sistema público que tanto nos costó conseguir" y ha indicado que "durante todo el mes" mantendrán encierros en diferentes áreas sanitarias de Galicia.

"La marea blanca no está solo en Madrid", ha resaltado Seijo durante la protesta, que continuará este martes con una cadena humana desde el Chuac hasta el hospital materno infantil Teresa Herrera.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.