El fabricante de placas solares Isofotón ha anunciado este martes la negociación de un plan social de empleo con sus trabajadores, que prevé afectar a 380 operarios del centro de producción de Málaga con el objetivo de adaptarse a las necesidades y demanda actual del sector.

El plan de reestructuración de Isofotón, tal y como ha informado la propia firma en un comunicado, incluye medidas sociales alternativas o combinadas para mantener la estabilidad y solidez de la compañía, que también cuenta con un centro de producción en Ohio (Estados Unidos).

Estas medidas podrán desarrollarse atendiendo a tres opciones: despidos, reducción de jornada o reducción de salario. Desde la empresa han mantenido a Europa Press que es una "propuesta inicial" que aún se está estudiando, señalando, asimismo, que "en pocos días se iniciarán las conversaciones con los sindicatos".

Las mismas fuentes han precisado que este Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que se llevará a cabo y que afectará a 380 trabajadores de los 657 de la fábrica de Málaga, sustituirá al actual Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que afectaba a toda la plantilla.

Con este redimensionamiento de la plantilla actual, la firma, que continúa desarrollando su actividad con normalidad, realiza los ajustes necesarios para el funcionamiento de la compañía global, además de iniciar las negociaciones para acordar una refinanciación de su deuda con proveedores y así asegurar su viabilidad y mejorar su eficiencia a nivel mundial frente a la actual coyuntura que está viviendo el sector fotovoltaico y la economía en general.

Isofotón, que prevé mantener el mayor número de puestos de trabajo en su fábrica de Málaga que aseguren la viabilidad de la misma, contará con una estructura de negocio más flexible y adaptada a las continuas oscilaciones del mercado solar, cada vez más exigente y competitivo, que está viviendo una situación compleja de ajustes, acentuada por la crisis económica actual, la dificultad de acceso a la financiación, la falta de apoyo de regulación en Europa y la competencia asiática.

El proyecto de Isofotón, que exportó hasta finales de 2012 un 99 por ciento de su producción, continúa siendo sólido y viable a través de su posicionamiento y expansión internacional, como demuestran los últimos anuncios sobre proyectos cerrados en mercados clave para el sector fotovoltaico como Australia, Arabia Saudí, Estados Unidos, Latinoamérica o Japón.

El plan de desarrollo mundial de Isofotón basa sus principales líneas de actuación en la constante innovación y apuesta en I+D, el establecimiento de fábricas de producción donde está el cliente final, y una cartera de proyectos de 1.500 megavatios en los cinco continentes.

Isofotón, con presencia en 60 países y cerca de un millar de proyectos desarrollados, es una de las compañías con mayor volumen de actividad en I+D en el sector fotovoltaico, participando en el 14 por ciento de los proyectos en curso en la industria fotovoltaica sólo a nivel europeo en el periodo 2010-2014.

Consulta aquí más noticias de Málaga.