Mahmud Ahmadineyad
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad (c) hace el símbolo de la victoria antes de su encuentro con el jeque Al Azhar Ahmed al Tayeb (no en la imagen) en El Cairo. EFE/Khalid Khaled

Un joven ha sido detenido este martes tras lanzar un zapato al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, en los exteriores de la mezquta Al-Hussein de El Cairo. El mandatario persa se encuentra en Egipto esta jornada, en la que supone la primera visita de un mandatario de Irán —país de mayoría chií— a Egipto —de mayoría suní—desde 1979.

Según Al Arabiya, el hombre que ha lanzado el zapato es de nacionalidad siria y podría haber sido detenido junto a otras tres personas que le acompañaban entre la masa que intentaba saludar a Ahmadineyad fuera de la mezquita de la capital egipcia.

El incidente recuerda a otro ocurrido en 2008, cuando un periodista lanzó un zapato en Iraq al presidente estadounidense George W. Bush. Mostrar la suela de los zapatos es una grave ofensa en los países de cultura árabe.

Según la agencia Anadolu (autora del vídeo de debajo), el zapato no llega a impactar en Ahmadineyad, sino en uno de sus guardaespaldas. Además, apunta que el agresor estaba cantando lemas anti-íraníes por apoyar al régimen sirio.

Ahmadineyad ha viajado a Egipto para participar en la XII cumbre de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), que comenzará este miércoles. Y la llegada del mandatario iraní a El Cairo coincide con la detención del ex fiscal general de Teherán Said Mortazavi, cercano a Ahmadineyad, más de dos años después de haber sido acusado de torturas con resultado de muerte.

El Cairo y Teherán rompieron sus lazos en 1979 tras el triunfo de la revolución iraní, después de que el Gobierno egipcio decidiera acoger en su territorio al depuesto sha, Mohamed Reza Pahlevi, y debido a la firma de los acuerdos de paz de Camp David entre Egipto e Israel. Sin embargo, han modificado su postura hacia el otro desde que Hosni Mubarak fue derrocado en Egipto por una revolución en 2011.

La victoria de Mohamed Morsi, de Hermanos Musulmanes, en las elecciones presidenciales fue elogiada por Irán, que la calificó como una "espléndida visión de la democracia" que marca la fase final de "un despertar islámico".

Propuesta de unión para el desarrollo

El presidente de Irán ha instado en El Cairo a que su país y Egipto adopten una postura unida por el interés del mundo y la región. "Si los dos pueblos están unidos en esta etapa de desarrollo ocuparán un lugar importante en el mundo, y la región y el mundo se beneficiarán", aseguró Ahmadineyad tras reunirse con el jeque de la prestigiosa institución suní de Al Azhar, Ahmad al Tayeb.

El presidente iraní, dirigente de la mayor potencia chií, explicó que en sus conversaciones con los responsables egipcios trató el desarrollo de los lazos bilaterales, y expresó su esperanza de que su viaje a El Cairo sea "el comienzo de un intercambio de visitas mutuas".

El Cairo y Teherán rompieron sus lazos en 1979 tras el triunfo de la revolución iraníEl Cairo y Teherán rompieron sus lazos en 1979 tras el triunfo de la revolución iraní, después de que el Gobierno egipcio decidiera acoger en su territorio al depuesto sha, Mohamed Reza Pahlevi, y debido a la firma de los acuerdos de paz de Camp David entre Egipto e Israel.

"Egipto y su pueblo están en el corazón del pueblo iraní y el crecimiento de Egipto es el crecimiento de Irán. Deseo al pueblo egipcio felicidad, desarrollo, prosperidad y éxito", subrayó el jefe de Estado iraní. En una rueda de prensa en la sede de Al Azhar, Ahmadineyad agradeció a la institución suní el recibimiento y calificó las conversaciones de "muy ricas y fructíferas".

El presidente iraní se entrevistó durante más de dos horas con Al Tayeb, quien tras el encuentro emitió un comunicado en el que instó a Irán a no interferir en los asuntos internos de las monarquías suníes del Golfo Pérsico, en especial de Baréin. Según Ahmadineyad, con Al Tayeb analizó la situación regional e internacional: "Por suerte, hubo coincidencias en nuestros puntos de vista", afirmó.

Encuentro con Morsi

El mandatario señaló que ha invitado a los ulemas de Al Azhar a visitar "su segunda patria, que es Irán", y que estos aceptaron su propuesta. Este encuentro se produce horas después del celebrado con el presidente egipcio, Mohamed Morsi, quien recibió a Ahmadineyad en el aeropuerto internacional de El Cairo.

Ambos jefes de Estado analizaron cómo resolver la crisis siria "sin una intervención militar"Ambos jefes de Estado analizaron medidas para resolver la crisis siria "sin una intervención militar" y conversaron sobre la situación regional y las formas de reforzar los lazos bilaterales. Por el momento, las autoridades egipcias no han revelado si ambos presidentes se entrevistarán de nuevo durante la estancia de Ahmadineyad en Egipto.

Morsi viajó el pasado 30 de agosto a Teherán, en la primera visita de un jefe de Estado egipcio en más de treinta años, para entregar la Presidencia del Movimiento de Países No Alineados a Irán en una cumbre en este país. La visita de Morsi era la más esperada por la diplomacia iraní, que pretende mejorar los lazos con Egipto, para lo que se han dado ciertos pasos tras la caída del régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011.