La Guardia Civil ha detenido a J.G.R., de 39 años y vecino de Almería como presunto autor de un delito continuado de daños y ha imputado a una segunda persona, ambos trabajadores de un taller mecánico dedicado al cambio de lunas de automóviles, después de que, según la investigación, causaran presuntamente daños en al menos 17 vehículos estacionados en la vía pública de Roquetas de Mar (Almería).

Según informa la Comandancia en una nota, todos los turismos tenían dañadas las lunas, en su mayoría las delanteras, consistente en un único picazo en el cristal, que si bien no llegaba a fracturar la luna al completo, si era absolutamente necesario su reparación o reemplazo.

Durante sus pesquisas, los agentes conocen que los vehículos dañados con este método podrían acercarse al medio centenar, si bien hasta el momento sólo 17 afectados han presentado denuncia. Así, realizan un estudio de la zona en busca de testigos que presenciaran alguno de los episodios, comentidos en la madrugada del 4 al 5 de enero.

Con la información recopilada por medio de los vecinos de la zona, además de los datos obtenidos a través de medios técnicos, la Guardia Civil ubica en la zona una furgoneta con logotipos de una empresa del ramo del automóvil. Este dato lleva a los agentes a un taller ubicado en Roquetas de Mar dedicado a la reparación y recambio de lunas de vehículos.

Las gestiones y comprobaciones determinan implicación en los hechos de dos trabajadores de dicho taller, motivo por el que proceden a la detención del autor de los hechos e imputación del segundo trabajador. En este momento de la investigación, la Guardia Civil trata de determinar desde cuándo han estado actuando tanto detenido como imputado, motivo por el que mantiene la investigación y no se descartan nuevas imputaciones.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con detenido e imputado, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Roquetas de Mar (Almería).

Consulta aquí más noticias de Almería.