Jorge Rafael Videla
El dictador argentino Jorge Rafael Videla. ARCHIVO

La Justicia argentina reanudó este martes, tras el receso de verano, las sesiones del tercer juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la ultima dictadura (1976-1983).

La primera jornada comenzó con la negativa del último jefe naval de la dictadura, Rubén Franco, y del médico Jorge Magnacco a prestar declaración.

Franco, que fue absuelto en otro juicio que investigó el plan sistemático de robo de bebés nacidos en cautiverio durante la dictadura, afirmó que la acusación actual se elaboró sobre "pruebas testimoniales pobres y dudosas".

Por su parte, Magnacco, especialista en obstetricia que ya fue condenado dos veces por robo de bebés y tiene otra causa abierta también por violaciones a los derechos humanos, aseguró que desconocía que en la ESMA funcionaba "una unidad de tareas".

Un megajuicio con 68 procesados

Este megajuicio, que sentará en el banquillo a 68 procesados, abarca los casos de 789 víctimas de violaciones de los derechos humanos, entre ellas la joven sueca Dagmar Hagelin y la dirigente de la guerrilla Montoneros Norma Arrostito.

En el marco de esta causa, se sentarán por primera vez frente a los estrados judiciales ocho aviadores navales y de la Prefectura Naval Argentina inculpados por los denominados "vuelos de la muerte", en los que se arrojaba prisioneros vivos al mar o al Río de la Plata para convertirlos en desaparecidos.

Entre los acusados en el juicio figuran Jorge Eduardo Acosta, excapitán de fragata y exjefe de Inteligencia y del Grupo de Tareas de la ESMA; el excapitán de corbeta Ricardo Miguel Cavallo, extraditado desde España en 2008, y el excapitán de la Armada y agente de inteligencia Alfredo Astiz, conocido como el "Ángel Rubio" o el "Ángel de la muerte".

Además, se procesará a los civiles Gonzalo Torres de Tolosa, alias "Teniente Vaca", abogado integrante del grupo de Tareas de la ESMA, y al economista Juan Ernesto Alemann, exsecretario de Hacienda de la dictadura, acusado de presenciar un interrogatorio bajo torturas.