Tenerife cierra 2012 con casi 5 millones de turistas y un crecimiento del 3,4% en el empleo

Tenerife cerró 2012 con casi cinco millones de turistas alojados (4.903.497), una cifra inferior a la de 2011 pero que según el Cabildo de Tenerife refleja un comportamiento "positivo" teniendo en cuenta la situación económica "desfavorable" y el crecimiento "extraordinario" que registró la isla en 2011, con más de 5,1 millones.
Carlos Alonso
Carlos Alonso
CEDIDA

Tenerife cerró 2012 con casi cinco millones de turistas alojados (4.903.497), una cifra inferior a la de 2011 pero que según el Cabildo de Tenerife refleja un comportamiento "positivo" teniendo en cuenta la situación económica "desfavorable" y el crecimiento "extraordinario" que registró la isla en 2011, con más de 5,1 millones.

Los desvíos turísticos que provocaron las revueltas de la 'Primavera Árabe' generaron para Tenerife un crecimiento de turistas adicional que se estima que incrementó en torno a 2-3 puntos la cifra de alojados que la isla hubiera tenido sin estos acontecimientos, informa la corporación insular en una nota.

A esto se une la coyuntura desfavorable generada por la confluencia de una serie de factores condicionantes de la demanda turística como la situación de crisis económica en España, la entrada en recesión de algunas de las principales economías europeas, la subida de las tasas aéreas a partir de julio del año pasado y la eliminación, desde enero, de las bonificaciones de tasas aéreas de las que disfrutaba Canarias en los dos años anteriores.

A estos factores, el Cabildo añade además la nueva subida de tasas del 8,5 por ciento, implantada por el Gobierno central a partir de enero de este año, que ha llevado a algunas compañías aéreas a realizar un reajuste de su oferta con la isla y la subida del precio de los carburantes.

Para el vicepresidente económico del Cabildo y consejero insular de Turismo, Carlos Alonso, 2012 ha sido un año "globalmente bueno" para el turismo de la isla. "Hemos conseguido mantener las cifras a pesar de las circunstancias y, además, hemos afianzado nuestro liderazgo en Canarias ya que, por primera vez, estamos a la cabeza de los tres principales mercados emisores [británico, español y alemán] en tráfico de pasajeros", señala.

Alonso destaca el buen comportamiento de los hoteles, que han conseguido mantener su clientela un 0,4 por ciento, "una situación que ha sido especialmente favorable en los establecimientos de cinco estrellas, cuyas cifras de clientes han aumentado casi un 20 por ciento". A todo ello hay que sumar que Canarias, y especialmente Tenerife, "ha sido el destino turístico con mayor volumen de pernoctaciones hoteleras en el año".

Para el consejero insular, "el turismo ha conseguido sortear la crisis y crear empleo, que es nuestra principal prioridad en este momento". En este sentido, y atendiendo a la cifra de contrataciones, el sector turístico mantiene en 2012 un mayor dinamismo que el resto de la economía insular. El año pasado se formalizaron un total de 70.515 nuevos contratos, lo que ha supuesto un crecimiento interanual del 3,4 por ciento.

El turismo extranjero, a pesar de una mejoría en los últimos meses del año, termina 2012 con un balance de 3.720.409 turistas internacionales en Tenerife, un 3,6 por ciento menos que lo registrado el año anterior.

Revueltas árabes

No obstante, el Cabildo advierte de que en 2011 el crecimiento llegó a un 12,5 por ciento consecuencia del desvío motivados por las revueltas árabes. Si no se tuviera en cuenta este efecto, el balance del turismo internacional sólo hubiera disminuido un 1,7 por ciento. Aún así, en 2012 Tenerife se sitúa entre los primeros destinos españoles que concentran el crecimiento del turismo extranjero en España.

En lo que se refiere al mercado español, con un total de 1.183.088 alojados el año pasado, sufre una fuerte caída del 9,2 por ciento que, a pesar de su importancia, es inferior a la registrada en el año 2011 (-11,1%) gracias a un mejor comportamiento de este mercado en el primer semestre de 2012 en relación al año anterior.

No obstante, la situación en Tenerife registra un descenso inferior al de la media canaria, lo que contribuye a mantener el liderazgo turístico en este mercado, con un aporte de Tenerife a Canarias de más del 45 por ciento del mercado peninsular del archipiélago.

Los índices de fidelidad de los visitantes vuelven a situarse en un 59 por ciento, aumentando un 1,4 por ciento en 2012, y el nivel de repetición de los turistas de la isla en los 5 últimos años se sitúa en un 40,4 por ciento.

Aumenta también la satisfacción global de los turistas, que en una escala de 1 a 10, valoran su viaje a Tenerife en un notable 8,48, unos 0,06 puntos más alto que en 2011. Esta mejor percepción de la isla se pone de manifiesto en una disminución del 6 por ciento en las quejas y reflexiones negativas emitidas por los visitantes.

En el plano económico, aumenta la renta media familiar del turismo de la isla un 3,2 por ciento y el gasto turístico total, que se sitúa en una media de 110,49 euros por persona y día, y un total de 1.041,07 euros por visitante, también registra un crecimiento en el año de un 1,87 por ciento.

Gasto en destino

Ello se consigue gracias al aumento de gasto en origen y la estabilidad de lo que gastan los turistas en destino. Las partidas destinadas a restauración y compras, que suponen el 32 por ciento del gasto en destino, así como las de ocio, contribuyen a esta estabilidad compensando reducciones en otros gastos.

Para Carlos Alonso, "los diferentes datos ponen de relieve el esfuerzo que está realizando el sector turístico de la isla en su importante contribución a la mejora de la economía y del empleo, a pesar de la difícil situación por la que atravesamos".

Para este año, las expectativas turísticas prevén un escenario más positivo que en 2012, "de ahí la importancia de mantener la capacidad de arrastre que está teniendo el sector turístico sobre la economía con políticas de apoyo que favorezcan su competitividad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento