Luis Mateo Díez
El escritor y académico de la lengua española Luis Mateo Díez. EFE/Archivo

La cabeza en llamas, de Luis Mateo Díez, ha sido galardonado este miércoles el Premio Francisco Umbral al libro del año, dotado con 12.000 euros, una cantidad inferior a los 15.000 euros con los que fue premiada el pasado año la obra Las Cuatro Esquinas, de Manuel Longares.

Se trata de la segunda edición de este premio literario, un reconocimiento con el que la Fundación Francisco Umbral, creada en 2009, elige el mejor libro escrito en castellano editado entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2012.

Sus textos profundizan en lo extraño del mundo y en las enfermedades del alma, con una prosa muy rica y personal En palabras de la presidenta del jurado, la académica e historiadora Carmen Iglesias, esta obra, elegida por mayoría, "es un magnífico libro, compuesto por cuatro historias impresionantes que merece la pena leer".

Por su parte, el crítico y catedrático de Literatura de la UCM, Santos Sanz Villanueva, ha destacado la "calidad de un texto difícilmente discutible, en un nivel superior de creación literaria". "Pero el Jurado lo ha tenido complicado, porque ha sido un año de una excelente cosecha", ha puntualizado.

En esta línea, ha añadido que Luis Mateo Díez está en un "momento de extraordinaria madurez, y es uno de esos autores discernibles a distancia", con sus "historias absolutamente originales, que profundizan en lo extraño del mundo y en las enfermedades del alma, con una prosa muy rica y personal".

El jurado ha estado compuesto por Manuel Llorente Machado, redactor jefe de la sección de Cultura de El Mundo; César Antonio Molina, escritor y exministro de Cultura; Fanny Rubio, escritora y catedrática de Literatura de la UCM; Santos Sanz Villanueva, crítico y catedrático de Literatura de la UCM; Fernando R. Lafuente, director de ABC Cultura'; Carlos Aganzo, poeta y director de El Norte de Castilla y Juan Cruz, director adjunto de El País.

En la presentación de 'La cabeza en llamas' el pasado otoño, el autor explicó que en el género de las novelas cortas aúna filosofía, experiencias y "elementos simbólicos" que conforman su universo literario.

"La novela corta es el termino medio y proporciona la intensidad absoluta del cuento y permite el desarrollo de una novela", argumentó el autor y académico, para quien estos textos conllevan reflexión y a la reconsideración del proceso creativo.

*Cosigue un ejemplar de La cabeza en llamas en PopularLibros.