Componentes del Área de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de Tarancón detuvieron este martes a un varón de 24 años, dentro de esa localidad, como autor de un delito de simulación de delito.

El ahora detenido, denunció ante la Guardia Civil de Tarancón que, el pasado día 16 de noviembre, cuando se encontraba en un parque de Tarancón, alguien le había hecho caer al suelo, tras empujarle, y al levantarse vio a una persona que huía a la carrera, notando que le faltaba el teléfono móvil que estaba valorado en más de 300 euros.

A raíz de la denuncia de sustracción del teléfono móvil la Guardia Civil inició una investigación que permitió comprobar que el teléfono que había sido denunciado como sustraído estaba en poder de la novia del denunciante.

Este hecho, junto con la circunstancia de que el terminal estaba asegurado, ha permitido determinar que la denuncia presentada podía tener como objeto cobrar la indemnización que debería abonar la compañía aseguradora.

Así, sobre las 21.15 horas de este martes, efectivos del Área de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de Tarancón detuvieron a esta persona en esa misma localidad. Las diligencias instruidas, junto con el detenido, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Tarancón.

Robo con fuerza

En otro orden de cosas, componentes del Puesto de la Guardia Civil de La Ventosa (Cuenca) detuvieron este martes a un individuo de 47 años de edad como presunto autor de un robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa tras ser sorprendido en el interior de una casa de campo deshabitada en Villarejo del Espartal.

Realizada la inspección ocular se apreció que la reja de una ventana del garaje había sido arrancada de sus anclajes. Tras comprobar que no se había sustraído ningún efecto, la Guardia Civil detuvo a un varón, de 47 años de edad, como autor de un delito de robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.