Detonación de una bomba
Detonación de una bomba de la II Guerra Mundial en la ciudad de Viersen (Alemania). EFE

Artificieros de la Policía han explosionado este domingo de manera controlada una bomba de la II Guerra Mundial en la ciudad alemana de Hannover, al norte del país, donde se había procedido anteriormente a la evacuación preventiva de unas 25.000 personas.

Un portavoz policial explicó que se trataba de una bomba de fabricación británica y 500 kilogramos de peso, en mal estado tras mas de 60 años oculta bajo tierra y por ese motivo se procedió a su detonación de manera controlada tras asegurar el lugar con sacos de arena y balas de paja.

Asimismo, subrayó que debido a su descomposición parcial, la detonación de la bomba aérea fue de menor potencia y los daños causados mínimos, sin llegar a afectar al edificio de viviendas situado en su inmediata cercanía y al pie del terreno donde se había producido el peligroso hallazgo.

Anteriormente las autoridades de Hannover habían levantado parcialmente la alarma de evacuación después de que los artificieros comprobaran que una segunda bomba aérea en otro punto de la ciudad no ofrecía ya peligro alguno al haberse descompuesto con el paso del tiempo.

La operación de evacuación

Las autoridades habían ordenado a primeras horas de la mañana la evacuación preventiva de unos 25.000 habitantes de los barrios de Vahrenheide y Sahlkamp para proceder a la desactivación de las dos bombas.

Unas 1.000 fuerzas de rescate, entre bomberos, Policía y personal sanitario, han participado en el operativo para desalojar los edificios de unas 150 calles, cuyos habitantes han comenzado ya a retornar a sus hogares tras levantarse la alarma.

Desalojaron los edificios de unas 150 callesLa operación de desactivación de las bombas, que no llegaron a explosionar en su día tras ser lanzadas por bombarderos aliados durante la II Guerra Mundial, ha obligado a suspender también el servicio de autobuses y tranvías en los barrios afectados.

Los artificieros encargados de desactivar los artefactos desconocían al comenzar la operación el número de bombas que podían encontrarse enterradas, así como su estado, aunque se presumía que se trataba de solo las dos halladas.

Un helicóptero policial dotado de cámaras térmicas ha sobrevolado además los barrios afectados para comprobar que ninguna persona se encontraba en la zona de riesgo.

La evacuación de este domingo es la mayor que se ha llevado hasta ahora a cabo en Hannover, donde, como en muchas otras ciudades alemanas, se descubre con frecuencia bombas aéreas de hasta 500 kilogramos de peso de la II Guerra Mundial.