Estatuto de Andalucía
El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, junto a miembros de la delegación andaluza en una tribuna del Congreso. Manuel H. de León / EFE

El Pleno del Congreso ha aprobado sin votos en contra y con sólo dos abstenciones la reforma del estatuto de autonomía de Andalucía después de que la Comisión Constitucional haya introducido numerosas modificaciones en el texto original remitido por el Parlamento Andaluz.

Recibió un apoyo prácticamente unánime, ya que los votos a favor suponen el 99,35% de los emitidos

El proyecto recibió los votos favorables de 306 de los 308 diputados presentes en la votación, todos excepto los representantes de EA y BNG, que se abstuvieron.

El resultado de la votación, que puso fin a tres horas y media de debate en la Cámara Baja, convierte la reforma andaluza en la primera que sale del Congreso sin un sólo voto en contra y con un apoyo prácticamente unánime, ya que los votos a favor suponen el 99,35% de los emitidos.

Tras la votación, los diputados aplaudieron puestos en pie y dirigiéndose a la delegación andaluza que, encabezada por el presidente autonómico, Manuel Chaves, siguió la sesión desde la tribuna de invitados y aplaudió a su vez a los parlamentarios.

Tras la aprobación en el Congreso, el estatuto andaluz iniciará de inmediato su tramitación en el Senado, donde, si no se introducen cambios, podría quedar definitivamente aprobado el 20 de diciembre y listo para ser sometido a referéndum previsiblemente a finales de febrero de 2007.

Variaciones del texto original

La tramitación del texto, primero en ponencia y más tarde en la Comisión Constitucional, ha introducido modificaciones que han permitido ampliar el acuerdo inicial -el texto se admitió a trámite con el apoyo de todos los grupos salvo el PP- hasta la práctica unanimidad gracias a la incorporación de ese grupo.

Desde el inicio de la actual legislatura, otros dos estatutos han superado esta fase de su tramitación, aunque ninguno con tan elevado nivel de apoyo.

El valenciano salió adelante con los votos de PSOE, PP y CC y la oposición de CiU, ERC, PNV, IU-ICV y el Grupo Mixto.

El catalán salió de la cámara baja con 154 votos en contra (los de PP, ERC y EA) y las abstenciones de CHA y Nafarroa-Bai.