Las instalaciones de la empresa Autocares Álvarez Vázquez en Bembrive, donde en la madrugada de este miércoles cayó un muro de contención, carecen de licencia municipal de actividad, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento de Vigo, que añaden que se ordenó a la firma el cese de la actividad.

Las mismas fuentes indican que, una vez que se le ordenó el cese de actividad, la empresa recurrió hasta en dos ocasiones, si bien existen dos sentencias judiciales que ratifican la posición municipal.

Así, el Ayuntamiento mantiene que su procedimiento para el cese de actividad "sigue en marcha".

Los hechos ocurrieron sobre las 5.30 horas de este miércoles en la parroquia de Bembrive cuando el muro de contención, de grandes dimensiones, se desplomó, lo que provocó la caída de varios vehículos que había en el recinto de la empresa. Además, los bloques de hormigón desprendidos rodaron por la pendiente y acabaron invadiendo la entrada de una propiedad privada.

Según explica la Policía Local a Europa Press, el muro caído era de unos 30 metros de largo y de unos 10 de alto y todo apunta a que se vino abajo a causa de las lluvias de los últimos días.

Fragmentos del muro de la empresa, ubicada en la calle Viña Grande 88, llegaron a una vivienda del Camiño de Miraflores, donde provocó daños materiales. Así, los bloques de cemento dañaron el muro de cierre de la finca, el portal de entrada y, además, a consecuencia de las vibraciones, se rompieron cristales. El matrimonio que vive en la casa ha sido desalojado, por precaución.

Tras el suceso, los vecinos explicaron que el muro había sido denunciado desde "el primer día", concretamente desde el año 1998. Asimismo, apuntaban que hay una orden de la Xunta de 2003 para la demolición y reposición de la legalidad.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.