El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, ha salido satisfecho de la reunión mantenida este miércoles entre las comunidades autónomas y el ministro del ramo, José Ignacio Wert, acerca del anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de Calidad de la Enseñanza (Lomce) por el compromiso ministerial de "acoplar" el calendario de implantación de la misma en función de su financiación.

Ésta era una de las principales reivindicaciones de Castilla y León, que se ha traducido en un acuerdo para un nuevo encuentro a mediados del próximo mes de enero y que tendrá como único objeto "hablar de la financiación" de la nueva Ley.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Mateos ha insistido en la necesidad de "un buen análisis financiero" que tenga en cuenta "los costes específicos" que la aplicación de la Lomce tendría "para cada comunidad", y que en el caso castellanoleonés se deriva del "elevado número de rutas escolares", fruto de la extensión y dispersión de la región.

Asimismo, ha puesto en duda que la reforma del bachillerato vaya a suponer "un ahorro", por lo que ha rechazado la reducción de las partidas económicas para este nivel educativo, al igual que ocurre en la Formación Profesional, donde se prevén "más alumnos" que implicarán "más gastos".

El consejero ha destacado el ambiente de "normalidad" que ha presidido la reunión, donde "se han podido plantear todas las opiniones en total libertad", y ha insistido en su petición de evitar "las precipitaciones", ya que "no es lo mismo implantar una nueva ley en dos años o en cuatro" desde el punto de vista económico, más en el caso de la Lomce que "tiene sus dificultades".

Por otro lado, ha defendido la incorporación de certificaciones del nivel de competencia lingüística en lenguas extranjeras, una postura con al que "han coincidido otras comunidades" y que espera que el Ministerio "tenga en cuenta" en la redacción definitiva del anteproyecto.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.