El conseller de Administraciones Públicas, Simón Gornés, ha aseverado que en la oposición "están convencidos de que la demagogia da votos y alguno está interesado en jugar esta partida", tal y como ha puesto de manifiesto tras la defensa, por parte de PSIB y PSM-IV-ExM, de las enmiendas presentadas a los presupuestos de este departamento para 2013.

Durante su intervención en la segunda jornada del pleno de debate de las cuentas para el próximo año, Gornés ha recriminado que los partidos de la oposición "utilizan conceptos que más preocupan a los ciudadanos pero no explican toda la verdad, empleando únicamente medias verdades". "Es difícil mantener un debate con tantas tergiversaciones", ha recalcado.

En su discurso, el titular de Administraciones Públicas ha defendido los números manejados por su departamento de cara a 2013, con un presupuesto de 88,8 millones de euros (-16,4 por ciento) en el marco de un "momento presupuestario restrictivo, de optimización de recursos y de recorte de gastos", actuaciones respecto a las que ha aseverado que "todo lo que implican continúa en vigor".

Sin embargo, la diputada del Grupo Parlamentario Socialista Pilar Costa ha criticado que el actual mandato es "la legislatura de la criminalización de los empleados públicos", recriminando que los recortes de personal ejecutados por el Govern en este ámbito han sido llevados a cabo "por motivos ideológicos bajo el paraguas de la crisis económica".

Por su parte, la diputada 'popular' Margalida Prohens ha aseverado que este departamento es un "buen ejemplo de Conselleria que debe ver menguadas sus partidas para que el conjunto de la Comunidad Autónoma pueda hacer frente a las obligaciones que le son más prioritarias".