La Consejería de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía y los ayuntamientos de las ciudades en las que radican las cuatro orquestas andaluzas —Sevilla, Málaga, Granada y Córdoba— han acordado, en el marco de una reunión celebrada este miércoles en Sevilla, la creación de un comité técnico para "estudiar soluciones" a la situación por la que pasan las cuatro formaciones sinfónicas de Andalucía.

Según ha explicado el secretario de Cultura del PP-A, Antonio Garrido, los cuatro concejales de cultura —Damían Caneda por Málaga, Juan García Montero por Granada, María del Mar Sánchez Estrella por Sevilla y Juan Miguel Moreno Calderón por Córdoba— se han reunido con la secretaria general de Cultura, Monserrat Reyes, y el director de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, José Francisco Pérez, en un encuentro que ha calificado de "cordial" y en el que la Junta ha dejado claro que "no quiere suprimir las orquestas".

"Están abiertos al diálogo y al consenso sobre todas las cuestiones planteadas", destaca Garrido en declaraciones a Europa Press, y añade que la Consejería ha comunicado a los concejales que la situación "es tremenda". "La Junta ha insistido mucho en la idea, una propuesta que también nosotros hemos llevado a la reunión, de hablar con las otras provincias que no tienen orquestas y ver la posibilidad de una mayor colaboración", con el objetivo de "conseguir recursos económicos", asegura.

Así las cosas, el secretario de Cultura ha señalado que se ha decidido la creación de un comité técnico para "estudiar soluciones", que estaría formado "por los cuatro gerentes de la orquestas, un representante de la Junta, y cuatro técnicos, uno por cada ayuntamiento". De este modo, aclara, "habrá una técnico de cada consistorio que será la voz del municipio, para evitar el compromiso político que no pueden tener los gerentes, y estudiar posibles soluciones".

Entre los puntos que contempla la postura oficial del PP-A, que se han discutido y que "se pueden dialogar, consensuar, incluso aumentar", matiza Garrido, está su apuesta por la "continuidad" de las cuatro orquestas —un compromiso que la Junta mantiene—. Además, han solicitado que "se cumpla" con lo establecido en los Estatutos de los Consorcios de las orquestas, en cuanto a aportaciones económicas; o que "se vuelva" a la transferencia corriente y no a al subvención, "en cumplimiento de la norma".

Además, aboga por una "unificación" de las formas jurídicas de las orquestas y los propios convenios colectivos, de manera que "se pueda facilitar la movilidad funcional entre las orquestas", así como por la "reestructuración" de la administración paralela, afirma Garrido, quien también apuesta por "integrar" a las cuatro formaciones "en un circuito andaluz".

Aboga por la "desaparición" de la divan

Por último, el secretario de Cultura ha propuesto de nuevo que la West-East Divan Orchestra "desaparezca" y sus recursos "vayan para las formaciones andaluces", porque "no tiene ninguna repercusión en Andalucía, y se destina a la misma 1.100.000 euros". "Hay que priorizar, y para el PP-A la prioridad más importante son las cuatro orquestas y no la Fundación Barenboim-Said".

Finalmente, y respecto a la Orquesta Joven de Andalucía, Garrido ha asegurado que "es muy importante que sus músicos pasen a las orquestas andaluzas e incluso para ser músicos de las mismas". Pero, agrega, "con los principios de igualdad, mérito y capacidad, y vía Consejo de Administración de las Orquestas y no de forma unilateral por la Consejería de Cultura". "Teniendo en cuenta que los ayuntamientos aportan más que la Junta en la actualidad, no se puede actuar como si las orquestas fueran propiedad de nadie", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.