El sindicato CCOO cree que la Ley de Autoridad del Profesorado aprobada por el Gobierno regional "parece que decide devolver a los centros educativos de Castilla-La Mancha a la enorme placidez de tiempos pasados", cuando los docentes "conseguían el respeto de sus alumnos y alumnas a través del miedo".

Así, el sindicato ha condenado, en nota de prensa, que esta ley solo sirve para "ampliar el catálogo de castigos disponibles" y que en algunos casos podrían "atentar" contra el derecho constitucional a la educación, suspendiendo el derecho de asistencia a clases, cambiando a los alumnos de centro, perdiendo del derecho a la evaluación continua o expulsándolos del centro.

En este sentido, desde CCOO han criticado que el Gobierno regional "ignore la realidad de las aulas y pretenda solucionar los conflictos recurriendo al castigo arbitrario y a la expulsión sistemática", dejando "completamente desprotegidos" al alumnado y a los padres.

CCOO ha criticado que el Gobierno regional pretenda que "la comunidad educativa asuma una postura ideológica arcaica y que surge de un profundo desconocimiento de la problemática educativa o de una interpretación ideológica de la realidad escolar".

En concreto, han lamentado que la Ley incluya un artículo que considere como infracción "utilizar y exhibir símbolos o manifestar ideologías en el aula que supongan un menoscabo de la autoridad del profesorado".

Finalmente, ha señalado que si se aplicase "correcta y equilibradamente" el Decreto de Convivencia Escolar en Castilla La-Mancha no sería necesaria esta norma.

Consulta aquí más noticias de Toledo.