La vicesecretaria de Organización, Electoral y Política Municipal del PP-A, Ana María Corredera, ha exigido este miércoles al exdirector de la Dirección General de Trabajo de la Junta de Andalucía Francisco Javier Guerrero que "deje de administrar sus silencios" y diga ya "todo" lo que sabe sobre las irregularidades detectadas en expedientes de regulación de empleo (ERE) tramitados por la Administración autonómica entre 2001 y 2010.

Así se ha pronunciado Corredera en rueda de prensa después de que ayer Guerrero concediera una entrevista a 'Giralda TV', donde aseguró, entre otras cosas, que su mayor error "ha podido ser el silencio", que está "deseando" que la juez Mercedes Alaya se reincorpore al Juzgado tras su baja por enfermedad y que, "evidentemente", conoce al expresidente andaluz Manuel Chaves y al actual jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán.

Es por ello por lo que la dirigente popular también ha exigido a Chaves y Griñán que asuman "las responsabilidades políticas" que le corresponden en este caso porque, en su opinión, tanto la investigación judicial como la comisión de investigación creada en el Parlamento andaluz a este respecto apuntan a que "esto era una trama orquestada" y de la que sabían los miembros del Consejo de Gobierno.

"Nos gustaría conocer la versión completa de los hechos y no a través de segundas espadas como el señor Guerrero, sino a través de los máximos responsables a los que apuntan todas las declaraciones y que son los que asistían al Consejo de Gobierno", ha recalcado.

Además, Corredera ha preguntado a Guerrero "qué esconde" su silencio y por qué no dice "todo lo que sabe" a los andaluces para que estos conozcan "la verdad". "No entendemos por qué no lo ha hecho ya cuando ha tenido la oportunidad de hacerlo en una declaración judicial, en una declaración policial y en una declaración parlamentaria. Oportunidades no le han faltado, desde luego", ha apostillado.

La vicesecretaria de Organización, Electoral y Política Municipal del PP-A ha arremetido igualmente contra Chaves y Griñán, a quienes ha acusado de "mentir o al menos minimizar su relación con Guerrero" en la comisión de investigación.

"De esta entrevista lo que se deduce es que Chaves y Griñán, o mintieron en la comisión o al menos minimizaron su relación con Guerrero, porque más o menos Griñán vino a decir que no le conocía y parece ser que han estado juntos en finquitas, así que tendrá que aclararlo", ha argumentado.

Por todo ello, Corredera ha asegurado que el caso de los ERE "no era algo que pasaba por casualidad" sino que era una trama orquestada y de la que se deben depurar "responsabilidades políticas" además de las judiciales. En este punto, ha lamentado que IULV-CA asuma el papel "de muleta" en la comisión parlamentaria y que haya permitido, por tanto, que "se cierre en falso gracias a la irresponsabilidad del PSOE-A".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.